La Champions League se acerca. El partido contra el Nápoles en el Camp Nou marcará el balance de la temporada y el del entrenador. Quique Setién está bajo los focos después de que el Barcelona perdiera el campeonato liguero. Su llegada debía servir para reactivar el juego y los resultados, pero no ha avivado ni una cosa ni la otra. En este contexto, varias voces del vestuario azulgrana, algunas de ellas de peso especialmente relevante, han mostrado públicamente algún roce con el entrenador cántabro.

Messi, Luis Suárez, Arturo Vidal o Griezmann han sido noticia durante este curso por sus declaraciones sobre el técnico, que hasta ahora ha sorteado los incendios.

El caso de Leo Messi es el más relevante. El delantero argentino dudó públicamente de la capacidad de la plantilla para levantar títulos. "No nos da para la Champions", comentó. Y, después de que el equipo perdiera el campeonato regular, subrayó su postura:"Ya dije que no nos daba para Europa y no nos ha dado ni para LaLiga". Estas palabras provocaron un cruce de declaraciones con Setién.

Luis Suárez también señaló directamente al preparador azulgrana. Después de empatar a dos contra el Celta, el enésimo pinchazo a domicilio, el uruguayo mandó un mensaje al técnico: "Para algo están los entrenadores, para analizar esa clase de situaciones. Nosotros lo damos todo dentro del campo y te queda la sensación de que fuera de casa estamos perdiendo muchos puntos importantes que no perdíamos otras temporadas".

La suplencia de Griezmann

La polémica con Antoine también fue sonada. Aunque, en esta ocasión, el delantero galo no la creó directamente. Fue el padre del francés el que incendió las redes después de que su hijo fuera suplente contra el Atlético de Madrid y saliera al terreno de juego en el minuto 90. "Usted necesita tener las llaves del camión y este no es el caso, solo es un pasajero", escribió. Y lo borró justo después. Quique Setién, públicamente, insistió en que no veía necesario pedir disculpas al jugador, que marcó en la siguiente jornada.

Arturo Vidal ha sido el último en referirse al técnico cántabro en los medios. En esta ocasión, el centrocampista chileno ponía en duda la su continuidad en el cargo:"Cuando termine la temporada hay que elegir bien el futuro del Barcelona. Si va a seguir el entrenador, los jugadores... porque el Barça tiene estar peleando siempre por todos los títulos".

Test europeo

La Champions League es un examen para el proyecto. Y también para Quique Setién. El responsable del banquillo azulgrana sabe perfectamente que los resultados marcarán su estancia en el Camp Nou. La Directiva, por su parte, no quiere provocar incendios públicamente, pero está muy pendiente del rendimiento del equipo para diseñar la plantilla de la próxima temporada.

En cualquier caso, después de perder el título liguero, el club está en tregua. El único objetivo es ganar al Nápoles y seguir la escalada hacia la Champions. Una vez terminaba la competición llegará el balance. El futuro del banquillo y de muchos futbolistas depende de qué ocurra en las próximas semanas.

Sezione: Primer equipo / Data: Sab 01 agosto 2020 a las 10:30 / Fuente: Marca
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print