El Camp Nou acoge este sábado a las 16.00 horas el clásico más extraño de todos los tiempos, el primero sin público en las gradas y uno de los más tempraneros en los 'caprichos' del calendario. Pero el vacío del imponente estadio barcelonista no debe esconder la importancia de un Barça-Real Madrid que puede dejar especialmente tocado al equipo blanco en caso de derrota. Se especula incluso con un cese del entrenador que le ha dado tres Champions al madridismo, Zinedine Zidane, aunque precisamente la proximidad del próximo duelo europeo, en Monchengladbach, podría suponer su tabla de salvación.

Poco se esperaba el barcelonismo tras la debacle de la pasada temporada y el ruido extradeportivo que iba a llegar al clásico algo más reforzado que su eterno rival. Tampoco mucho, de hecho están los de Ronald Koeman tres puntos por debajo en la clasificación, aunque con un partido menos, y en la última jornada de LaLiga cayeron en Getafe, pero las sensaciones esperanzadoras y los brotes verdes se intuyen más a favor del bando azulgrana. El soplo de aire fresco que han supuesto futbolistas como Ansu Fati, Pedri o Trincao se observa desde la capital española con disimulada inquietud. 

Pero sobre todo han hecho muchísimo daño en la Castellana las dos últimas derrotas, ante Cádiz y Shakhtar Donetsk, acompañadas de un juego muy poco edificante. El Real Madrid se aferra al retorno de su capitán y 'alma mater' Sergio Ramos para salir indemne de un Camp Nou donde solo ha perdido una vez en el campeonato liguero en las últimas cinco temporadas. Eso sí, le cayó un buen correctivo, un 5-1 con el 'Txingurri' Valverde a los mandos y el ya exazulgrana Luis Suárez a los goles.

Los posibles onces

Si el de Camas será la gran novedad en un Real Madrid que solo ha podido desplazar a veinte jugadores, el barcelonista Jordi Alba ha vuelto a protagonizar una nueva 'recuperación exprés', como ya ocurrió, curiosamente, en el clásico de la pasada campaña. El de L'Hospitalet entró en la convocatoria azulgrana de 23 futbolistas y Koeman anticipó que será Jordi quien tendrá la última palabra si sus buenas sensaciones se prolongan. Como adelantó SPORT, apunta a titular.

Si se confirma su presencia en el once, la duda estará en el otro lateral, el derecho. El holandés podría poner en su sitio natural a Sergiño Dest, un futbolista de su gusto y que pidió al club como refuerzo. Pero también podría decantarse por la mayor experiencia y capacidad defensiva de Sergi Roberto.

Desde su llegada al Barça, Koeman no se ha movido del 4-2-3-1 ni en los amistosos de pretemporada y nada hace presagiar un cambio de sistema en el clásico. Pjanic, sin estar mal, no reivindicó ante el Ferenvaros un sitio en el doble pivote, así que la gran incógnita está arriba. Griezmann podría volver tras quedarse sin minutos europeos ante los húngaros, un acto que se presume más como un 'reset' para refrescar las ideas y recuperar la puntería que como una decisión de mayor calado.

Así pues, el posible once que podría saltar este sábado tarde al césped del Camp Nou sería el formado por Neto; Dest, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Sergio Busquets, De Jong; Griezmann, Coutinho, Ansu y Leo Messi de falso ‘9’.

El once del Real Madrid volverá a ser imprevisible por la cantidad de rotaciones efectuadas por 'Zizou' en este arranque de temporada, aunque lo más probable es que se la juegue con: Courtois; Nacho, Varane, Sergio Ramos, Mendy; Casemiro, Valverde, Kroos; Marco Asensio, Vinicius y Benzema.

Sezione: Primer equipo / Data: Sab 24 ottobre 2020 a las 12:40 / Fuente: Sport
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print