El Barça-Espanyol, tras la segunda pausa de hidratación, se había convertido en un correcalles. Ambos equipos estaban con 10 jugadores, la temperatura de sensación era de 30 grados y el Espanyol, de perdidos al río, tenía que marcar dos goles para mantenerse en Primera o, como mínimo, marcar uno para darse el consuelo de joder también al Barça. Los de Setién, sin embargo, seguían mandando los laterales arriba, no juntaban líneas, el equipo se partió en dos y, lo más grave, ya no poseía el balón ni controlaba el partido.

En ese momento, la pausa y el control de Arthur Melo habría sido fundamental, pero ni calentó. ¿Por qué? ¿Por qué la próxima temporada jugará en la Juventus? Pjanic jugará en el Barça y Sarri lo ha utilizado como titular en todos los encuentros desde el 30 de junio, el día del traspaso.

Setién dijo públicamente que el chaval era un profesional y que lo daría todo hasta el último día. El propio Arthur así lo comunicó a sus compañeros. No vamos sobrados de efectivos. No contar ya con el brasileño es una supina estupidez. Pónganlo. Y, si no rinde, no lo pongan más. Lo que no es de recibo es tener a De Jong lesionado, que Monchu y Collado no cuenten para nada y no agotar el cambio que parece más lógico. Hay ‘setienadas’ que cuestan de entender.

Sezione: Primer equipo / Data: Ven 10 luglio 2020 a las 14:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print