Arthur Melo se va del Barça a la Juventus como un proyecto de lo que pudo haber sido y no fue en el Camp Nou. Por un cúmulo de circunstancias en las que intervinieron factores múltiples, pero especialmente sus frecuentes bajas médicas, su participación en sus dos temporadas como azulgrana ha ido a menos. Paradójicamente y pese a la percepción que pueda haber, si se habla de su influencia de cara al gol, como autor o como asistente, el internacional brasileño ha sido mucho más eficaz en su segundo curso como culé que en el primero, habiendo jugado mucho menos: mientras en 2018-19 no marcó ningún tanto y sólo dio dos en los 2.478 minutos oficiales de cancha de que dispuso, en la 2019-20 ha aportado cuatro goles propios y cuatro fabricados durante los 1.541 minutos distribuidos en 28 partidos.

Arthur ha ido claramente a menos en su concurso, primero con Ernesto Valverde de entrenador y luego con Quique Setién, con quien solo intervino en cuatro de los últimos once partidos de Liga. Hay un dato revelador que se hace dificil de entender habiendo participado en un total de 72 encuentros oficiales en sus dos años como culé: de todos, apenas ha completado once. Fue muy llamativo que en la Liga 2018-19, Valverde le considerara titular en 19 ocasiones y, sin embargo, no acabara ni un partido al completo. Ese objetivo apenas ocurrió en su campaña de estreno azulgrana en cinco ocasiones, cuatro en la Copa y una de ellas en la Champions League, ante el Tottenham en el Camp Nou. En la actual campaña, ya sólo apareció en la alineación inicial 17 veces, 14 en Liga y tres en Champions League, pero apenas permaneció en seis los 90 minutos, cuatro en el torneo liguero y dos en el europeo.

Once parones

No hay duda que el lastre principal que ha soportado Arthur han sido sus frecuentes lesiones, hasta once interrupciones por prescrición médica vistiendo de azulgrana. Contando en cifras redondas lo que se ha perdido por causas médicas diversas (desde dolencias musculares a una amigdalitis) han sido 135 días de baja y 24 partidos sin estar a disposición del entrenador.

Especialmente abrupto ha sido este segundo año. Si en el curso de su debut tres periodos de lesión le sacaron del campo, en este han sido ocho, la mayoría mucho más cortos pero igualmente dañinos para su continuidad. El peor de ellos fueron los 44 días y siete partidos que se perdió por un problema de pubis.

Sezione: Primer equipo / Data: Gio 30 luglio 2020 a las 19:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print