Huérfanos de los impagables enfrentamientos Messi contra Cristiano Ronaldo y con claro color azulgrana entre Leo y Benzema, pase lo que pase esta vez, bienvenido sea el Clásico de los jóvenes como interesante aliciente para el choque de hoy. Todo el mundo centrará su atención en el duelo entre Ansu Fati (17 años) y Vinicius (20), llamados a ser titulares. Y es que el futuro ya está aquí. Los dos son los actuales máximos goleadores de sus equipos. 4 lleva el azulgrana por 3 el madridista. Y pese a su juventud, ambos ya han saboreado la rivalidad del Clásico. Cara a cara, apenas en 9’ minutos de Liga.

Ansu Fati tiene su récord de precocidad en ese Siglo XXI. El pasado mes de diciembre, el canterano se convirtió, con 17 años y 48 días, en el jugador más joven en disputar un Barça-Real Madrid. Valverde le dio los últimos minutos (7’) en el empate en el Camp Nou (0-0) y en la derrota (2-0) en el Bernabéu (9’). No le dio tiempo a muchas acciones ofensivas. En cambio, el brasileño pudo explayarse más y logró marcar uno de los dos goles en Chamartín. En su caso se convirtió en el goleador más joven (19 años y 232 días) que anota en un Clásico en todo el Siglo XXI. Vinicius tiene más experiencia ya en este tipo de partidos. Ha disputado cuatro, contando también la Copa.

La gran diferencia está en el acierto goleador. Vinicius es muy veloz y desborda calidad en el regate en corto pero no tiene la pegada del azulgrana. Ansu Fati ha anotado 12 goles en 38 partidos, mientras que el madridista lleva 11 tantos pero ha necesitado intervenir en 74. Ansu no tiene tanta punta de velocidad, aunque sigue siendo muy rápido, pero es muy determinante en el uno contra uno y en el remate final. Su descaro le ha permitido probar el chut desde la frontal del área en numerosas ocasiones y su talento le ha llevado a batir numerosos récords de precocidad. Es internacional con la selección española, donde también se ha colgado diversas plusmarcas.

Según Opta Sports, la compañía británica de análisis deportivo, Ansu Fati solo ha necesitado 19 disparos a portería para marcar sus 12 tantos, mientras que el madridista, 59 para 11. Una diferencia notable que pone énfasis a los problemas de Vinicius a la hora de rematar a puerta. Es, por números, mejor regateador que Ansu Fati. El crack blanco ejecuta hasta 4,3 regates efectivos por partido, con un acierto del 46%. El crack azulgrana, en cambio, regatea 2,5 veces por encuentro con una efectividad del 41%.

Pero habrá otros jóvenes a los que habrá que seguir con atención. Estará Trincao (21), todo un descubrimiento en la banda; Pedri (17), otro delantero descarado y sobrado de calidad e, incluso, De Jong (23), un ‘veterano’ con muchos grandes partidos a sus espaldas.

Sezione: Primer equipo / Data: Sab 24 ottobre 2020 a las 10:40 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print