Gracias a los jugadores de la generación de 2001, el Barça conquistó el prestigioso torneo MIC, edición 2015, derrotando en la final al Madrid de Guti y se impusieron también en el mediático torneo de alevines de la Liga, que ese año se disputó en Granada. Ansu Fati participó de los éxitos aunque él nació en 2002. El hoy revelación del primer equipo y Take fueron las figuras de un equipo que ganó al Madrid en la final.

Ansu, que era el más pequeño de todos, llegó a ser el pichichi del torneo con siete goles, uno de ellos en la finalísima. Fuentes blancas reconocieron ya su clase y le felicitaron, lo que es hoy una auténtica realidad. Su progresión, sin embargo, se vio frenada varias veces. Primero por la sanción de la FIFA, después por un asunto burocrático, ya que no le dejaban jugar con el Juvenil B por ser menor de quince años y especialmente por una grave lesión que sufrió en un derbi ante el Espanyol, una fractura de tibia y peroné que lo tuvo muchos meses sin jugar. Se sobrepuso, pero eso le impidió disputar otros Clásicos de categorías inferiores

Sezione: Primer equipo / Data: Sab 24 ottobre 2020 a las 09:55 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print