En el Barcelona están encantados con Ansu Fati. El canterano ha sido una de las mejores noticias para los culés en una temporada atípica, en la que se corre el peligro de firmar un año en blanco si la Champions League no lo impide. Su desparpajo y su capacidad para hacer goles sin importar la talla del rival no ha pasado desapercibida.

Garantizar que una de las mayores perlas que han llegado al primer equipo en años seguirá vistiendo de azulgrana se ha convertido en una prioridad para la dirección deportiva de la entidad catalana. Ahora mismo Ansu Fati sigue teniendo contrato del filial. Es cierto que se le mejoró a finales del año pasado, cuando empezaba a despuntar, para espantar a posibles clubes que intentaran llevárselo. Se le hizo un contrato hasta 2022 con una cláusula de rescisión de 170 millones de euros.

Sin embargo, en el club quieren asegurarse que no hay posibilidad de que Ansu salga del Barcelona por medio de un maletinazo, como en su momento sucedió con Neymar. Quieren blindarlo de manera definitiva y ya están trabajando en esa dirección. De hecho, ya ha habido conversaciones con el entorno del jugador para comunicarle estas intenciones.

La idea es que, ahora que se le va a hacer un contrato como jugador del primer equipo de pleno derecho, se recoja en ese documento una cláusula de rescisión acorde a las aspiraciones de blindaje de la entidad culé. Eso sí, tendrá que ir acompañada de una importante subida salarial. Si el Barça piensa en Ansu Fati como en una estrella, tendrá que empezar a pagarle como tal. En cualquier caso, su sueldo estará lejos de los de los mejores jugadores de la plantilla. La idea es que se lo vaya ganando poco a poco. En principio, la idea es que la nueva cláusula de rescisión ronde los 400 millones de euros. Una cifra que parece inalcanzable para cualquier club en los tiempos de crisis que vive el fútbol por el coronavirus.

La intención es que los trámites para mejorarle el contrato no se demoren y podría haber novedades en los próximos días. No se quiere prolongar la situación actual, en la que un equipo de fuera pudiese intentar un asalto por el delantero azulgrana. De hecho, durante la temporada ha habido algún acercamiento de algún equipo de la Premier League preguntando por su posible precio, pero siempre se le ha dejado claro desde el Barça que Ansu no está en venta.

Ya estaba previsto

En la renovación de contrato que ya firmó Ansu a finales de 2019, estaba prevista esta renovación de contrato de la que hablamos. De hecho, ya en ese documento se hablaba de la cláusula de rescisión nueva y de su mejora salarial. Todo ello estaba condicionado al momento en el que pasara a ser jugador con dorsal del primer equipo, algo que sucederá en cuanto acabe esta temporada. Por lo tanto, en el club no esperan ningún tipo de problemas con esta renovación. Es cuestión de ejecutar los mecanismos que ya estaban previstos en su momento y darle carpetazo al asunto. Están convencidos de que esta estrella no se les escapará de las manos.

Sezione: Primer equipo / Data: Mar 04 agosto 2020 a las 14:00 / Fuente: Marca
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print