Ansu Fati y Serginho Dest son los dos jugadores del Barça que están entre los 20 finalistas del Golden Boy, el “balón de oro” para menores de 21 años. Esta temporada tiene toda la pinta que el premio se irá para la Bundesliga. Un goleador como Haaland anda algo por delante, en las apuestas, del bravo lateral Alphonso Davies y de Ansu Fati. El Golden Boy, que se otorga desde el 2003, arroja algunas curiosidades: jamás ha repetido ganador, ha premiado hasta ahora a un solo jugador del Barça (Messi, en 2005), a dos españoles (Cesc, del Arsenal 2006 y Isco del Málaga en 2012). Sorprende que en 17 ediciones, jamás un jugador del Madrid haya ganado un Golden Boy y sí, en cambio, dos jugadores del Atlético (Kun Agüero en 2007 y Joao Félix en 2019). Entre los 17 ganadores, hay algunos que, siendo muy buenos, no han progresado en el fútbol como se esperaba de ellos. El brasileño Anderson Oliveira o Anthony Martial, ambos del United, se han quedado a medio camino. O Renato Sanches, la promesa portuguesa que no triunfó en el Bayern. O el alocado Mario Balotelli, que lo ganó como jugador del City en 2010 y 10 años y 5 equipos después, (ahora sin equipo) sigue siendo noticia por casi todo menos por sus goles. Ansu, gane o no, debe tomar ejemplo de la constancia de los Messi, Kun o Sterling.

Sezione: Primer equipo / Data: Ven 16 ottobre 2020 a las 21:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print