Iñaki Williams es, sin duda, una de las principales preocupaciones de la defensa del Barça de cara a la final de la Supercopa de esta noche en Sevilla. El delantero rojiblanco, que en la rueda de prensa previa al choque reconoció abiertamente que “la llegada de Marce nos ha venido bien”, vuelve a ejercer como delantero centro tras el relevo en el banquillo llevado a cabo en el Athletic. Gaizka Garitano le solía utilizar la mayoría de las veces pegado a la banda derecha.

Ahí, en el extremo diestro, viene desempeñándose desde el principio de la presente temporada su hermano Nico a las órdenes de Joseba Etxeberria en el Bilbao Athletic. El pequeño de los Williams, de 18 años de edad, ha participado en los once encuentros ligueros disputados por el filial rojiblanco y es el máximo goleador del equipo con cuatro tantos. El último de ellos, el logrado ayer ante el histórico Arenas en Lezama, fue un auténtico golazo.

Sezione: Otras Noticias / Data: Dom 17 gennaio 2021 a las 15:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print