Jordi Alba fue uno de los jugadores más criticados en la parte final de la temporada, jugó probablemente su peor campaña con esta camiseta e incluso se llegó a rumorear sobre una posible venta en el mercado de fichajes pero en el primer encuentro oficial del equipo, se reivindicó a lo grande.

El lateral fue uno de los más destacados del encuentro, rompió línea con desmarques al espacio, asociándose, ofreciendo una alternativa vertical y jugando siempre en el campo rival. Además asistió a Ansu Fati en el primer gol, en una jugada en la que cogió la espalda al defensa para ofrecerse al espacio y ceder al joven delantero que de primera anotó, una jugada qe recordó a la  que tantas veces vimos entre Alba y Messi.

Sezione: Opinìon / Data: Lun 28 settembre 2020 a las 18:00
Autore: Giusi Zaffiro / Twitter: @giusi1998@live.it
Ver lecturas
Print