Llamarlo desastre es poco. El PSG arrasó literalmente con el Barça en la ida de los octavos de final de la Champions. La furia de Mbappé se desató en el Camp Nou, enterrando a un Barça inexistente.
Sin embargo, el Messi de siempre había conseguido dar la ventaja a los blaugrana en un penalti.

Pero luego el PSG hizo lo que quiso, gracias a un extraordinario Mbappé también ayudado por una defensa azulgrana completamente vergonzosa. Los atacantes parisinos han arrasado con la defensa blaugrana, completamente desorientada, fuera de posición, sin garra y espíritu competitivo. 

El resultado fue lo que vimos: un desastre total, otro tonto del Barça ante los ojos de Europa y del mundo entero.

Ahora el paso de la ronda de Champions parece casi un espejismo. No queremos decirlo, pero la aventura del Barça en la Champions acabó probablemente en la ida ante el PSG.

El Barcelona está a punto de salir de la peor manera posible y con un futuro incierto. Messi nunca se rinde, pero este Barça le falta de todo, no es competitivo y el futuro, incluso recordando la situación económica del club, no parece ser el más brillante.

Sezione: Opinìon / Data: Mar 16 febbraio 2021 a las 23:20
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print