Sobresaliente, brillante, determinante...ya se van terminando los adjetivos para definir las actuaciones de Ansu Fati, un niño de tan solo 17 años que empieza su segunda temporada en el primer equipo del FC Barcelona como acabó la primera, anotando goles.

Ante el Villarreal Koeman le dio la titularidad y él, en menos de 20 minutos, dejó claro que éste será su año, anotando dos tantos. Ansu tiene velocidad, desborde, tiene gol, desequilibrio, energía, profundidad, agresividad al espacio y atrevimiento, características que tan solo Messi posee. Eso es lo que puede llevarle a marcar una época en el Barça; además con el conjunto blaugrana lleva 10 goles en tan solo 15 disparos a puerta.

Él es la gran esperanza, la gran ilusión de un equipo que necesita levantar cabeza tras otra humiliación europea. Un niño que con 16 años debuta en el primer equipo sin pasar por el 'B', golea en Liga, en Champions, que con 17 debuta con la selección española anotando un gol, es algo que no tiene lógica, no tiene explicación, Ansu Fati es simplemente un fenómeno, un predestinado.

Sezione: Opinìon / Data: Lun 28 settembre 2020 a las 19:30
Autore: Giusi Zaffiro / Twitter: @giusi1998@live.it
Ver lecturas
Print