En el debut oficial del Barça en Liga ante el Villarreal, Messi en los primeros 20 minutos de juego solo tocó seis balones sin crear peligro alguno pero el marcador ya reflejaba 2-0 con doblete de Ansu Fati.

Ahora ya no se mira donde está Messi para cederle la pelota, ha sido uno más del equipo. Equipo, palabra clave del nuevo Barça que no busca una estrella sino once jugadores que en el campo puedan dar alegrías, ya no importa si es el argentino que anota o Ansu Fati, todos deben dar un paso al frente.

Coutinho o el mismo Ansu Fati se tomaron la responsabilidad de crear juego y peligros en el encuentro o Jordi Alba que por primera vez, no buscaba a Messi cuando llegaba al área.

Algo empieza a cambiar en el nuevo Barça de Koeman que dice adiós a la 'Messidependencia' de los últimos años.

Sezione: Opinìon / Data: Lun 28 settembre 2020 a las 19:00 / Fuente: 00
Autore: Giusi Zaffiro / Twitter: @giusi1998@live.it
Ver lecturas
Print