Neymar nunca se ha ido del Barça. Su huida por las bravas y 222 millones a París en el verano de 2017 fue una puñalada para la afición, pero nadie puede negar que, con todo lo que conllevaba el personaje, bueno y malo, el equipo perdió alegría con su adiós. El primero, su amigo Messi. Desde entonces, hay dos vías enfrentadas en el barcelonismo. Quienes piensan que bajo ningún concepto debería volver, menos con la cantidad de demandas que le ha interpuesto al club un jugador que, además, le costó al Barça la primera condena judicial de su historia. Pero también quienes piensan que debe volver porque su fútbol y su carisma llenaban y llenarán.

Pero aunque Neymar nunca se haya ido del entorno del Barça, nadie esperaba que entrase en la carrera electoral. Menos, después de que las conversaciones para su regreso en el verano de 2019 fracasasen. Pareció que aquella, más en estos tiempos de pandemia, había sido la última oportunidad real de volver al Barça. Pero no. Neymar ha entrado en la carrera electoral y, además, dividiendo. Mientras el precandidato Víctor Font, líder de la plataforma Sí al Futur, ha asegurado que el brasileño jamás volverá a vestir la camiseta del Barça si él es presidente (“nos dejó tirados”), Emili Rousaud, el ex vicepresidente dimisionario que acusó de “meter la mano en la caja”al equipo de trabajo de Bartomeu antes de irse, sorprendió a todos ayer en la presentación de la candidatura anunciando que Neymar entra en sus planes. Al menos, en 2022, que es cuando finaliza su contra con el Paris Saint Germain. “Se ha contactado con su entorno. La interposición de demandas contra el club no facilitan su retorno en ningún caso, pero Neymar tiene los mimbres para acoplarse a un club como el nuestro. Estamos con la idea de que se fragüe su retorno a Barcelona. El año pasado, él ya tenía la intención de regresar”.

Rousaud quiso aclarar que el fichaje, a día de hoy, es inasumible con vistas a junio de 2021. Pero queda claro que está en su proyecto. “Estamos en las preliminares para que regrese”.

Será interesante la respuesta del resto de los candidatos al órdago de Rousaud con Neymar. Desde luego, el ex vicepresidente ha hecho un movimiento estratégico. Sobre Neymar había que mojarse y, aunque para muchos sectores resulte impopular, da el sí. Quien sabe si ese sí va de la mano a otro sí más grande, el de Messi.

Sezione: Mercado / Data: Ven 27 novembre 2020 a las 16:00 / Fuente: AS
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print