El Inter de Milán se ha fijado en Clément Lenglet. Como avanzó Miguel Rico en nuestra contraportada de ayer, en el club lombardo ven al central francés del Barça como posible recambio del eslovaco Milan Skriniar, de 25 años, quien a su vez gusta en el FC Barcelona. Sin embargo, según ha podido saber Mundo Deportivo, Lenglet sabe del interés del Inter por hacerse con sus servicios pero no está por la labor ni mucho menos de abandonar el Camp Nou.

A Lenglet le ha llegado además desde el propio Barça que cuentan con él para la próxima temporada a tenor del alto rendimiento que ha tenido desde que fichó procedente del Sevilla el verano de 2018 por 35,9 millones de euros. Por edad (24) y una profesionalidad demostrada en el Camp Nou, donde solo se ha perdido dos encuentros por lesión en casi dos campañas como azulgrana, Lenglet tiene un gran cartel en el mercado pero no está en la puerta de salida. Como centrales, lo está antes Jean-Clair Todibo e incluso Samuel Umtiti, cuyo salario es mucho más elevado comparado con el de Lenglet tras su renovación en 2018 antes de conquistar el Mundial.

En el caso de ‘Big Sam’, actualmente en el dique seco pero con opciones de tener el alta médica dentro de dos semanas para el reinicio de la Liga, Quique Setién ha contado más con él que Valverde dejando a Lenglet en el banquillo en partidos importantes como los jugados en casa de Valencia, Nápoles y Real Madrid. El técnico cántabro apostó por Umtiti al entender que le daba más salida de balón que Lenglet pero en el club hay más dudas sobre la fiabilidad de Umtiti después de haber estado muchos meses de baja desde septiembre de 2018 debido su lesión en el cartílago de la rodilla izquierda. Esa inseguridad echa atrás a clubs para fichar al vigente campeón del mundo así como su mencionada ficha salarial. En el caso de Lenglet, ni se lesiona ni cobra mucho. Por eso el FC Barcelona tampoco le ve saliendo del club.

Sezione: Mercado / Data: Sab 30 maggio 2020 a las 17:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print