Messi nunca ha sido amigo del ruido mediático y a ello se agarra uno de los grandes candidatos a hacer salir al astro argentino del Camp Nou, el Manchester City. El movimiento sísmico ocasionado por el interés del PSG en Leo, portada de 'France Football' y declaraciones de Leonardo, Pochettino o Di María mediante, sigue muy presente, el plan de ruta está marcado, pero desde Mánchester no olvidan al rosarino y volverán a la carga en marzo o abril, según informa 'ESPN'.

No es nuevo el interés citizen, aunque la agresividad de las últimas fechas llegada desde París para con Leo parecía haber cambiado el rumbo de la operación. Sin embargo, varias fuentes consultadas por el citado medio indican que, simplemente, la táctica utilizada por los ingleses es muy diferente de la de los parisinos, huyendo del primer plano mediático y trabajando en la sombra. En definitiva, en el Etihad no han dejado de picar piedra en busca del preciado material.

Hay que recordar que el pasado verano, cuando el burofax de Messi agitó el planeta futbolístico, fueron los mancunianos quienes más cerca estuvieron de cazar la presa. Y lo hicieron mediante una táctica similar a la actual, desde un segundo plano en el que el protagonista se mueve mucho más cómodo. Como bien recuerdan en 'ESPN', Guardiola desempeñó un papel fundamental en esas negociaciones, llegando a conversar con el blaugrana para explicarle el proyecto que le esperaba si cristalizaba el cambio de aires. Un proyecto que desde Inglaterra se ha expuesto como un 'Plan a 10 años' en el que permitirían a Messi ser embajador skyblue y retirarse en otro club del City Football Group (CFG). ¿New York City? El jugador ya comentó a Jordi Évole que le gustaría jugar en Estados Unidos...

Recoger frutos

Además, esas semillas plantadas en verano han seguido creciendo hasta hoy en día, puesto las mencionadas fuentes afirman que desde el City han seguido regando la planta, mantenido una relación constante con el entorno de nuestro protagonista. El pasado verano, Bartomeu no permitió salir a su jugador por menos de los 700 millones que figuraban en su cláusula de rescisión, motivo este de colisión con el propio Messi por no entender el contrato del mismo modo.

Sin embargo, ahora la partida ha cambiado, puesto que Leo es libre para negociar, al finalizar su vinculación con el club de su vida a final de curso. Messi no se ha pronunciado acerca de intereses ajenos. De hecho, ha dejado claro que hasta que no tengan lugar las elecciones y converse con el candidato ganador y este le exponga su hoja de ruta no tomará decisión alguna. Por tanto, el 7 de marzo, momento en el que tendrá lugar el proceso electoral, es la fecha señalada en rojo en lo que al futuro del argentino respecta. Las intenciones del City de esperar hasta marzo o abril, evidentemente, no son casuales...

Factor Guardiola

Leo ya conoce el modus operandi de Guardiola. La paciencia y el plan de futuro no son las únicas pesas de la balanza, puesto que haber renovado al técnico hasta 2023 ya llenó a la afición celeste de ilusión por el papel crucial que el de Santpedor podía jugar en la operación. Cuando apenas estaba firmado el nuevo contrato, los tabloides británicos se llenaron de una petición común para Pep: "Get Messi (consigue a Messi)". El propio jugador ya le recordó con cariño en la citada entrevista con Évole: "Tiene algo especial. Te hace ver las cosas de una manera…cómo preparaba los partidos, como los preparaba defensivamente, por dónde había que atacar". Juntos, formaron una simbiosis perfecta en los 219 partidos que compartieron escudo. 211 goles, 91 asistencias un sinfín de alegrías en Can Barça que ahora la parroquia citizen desea revivir. 

Sezione: Mercado / Data: Mer 10 febbraio 2021 a las 18:15 / Fuente: AS
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print