La Stampa abre su edición de deportes este jueves con un reportaje sobre cómo el Barça ha lanzado sus redes en la Serie A. "Lautaro, Pjanic y Tonali: el Barça va de compras a Italia", titula el rotativo. 

Y así es. Inter y Juventus ya saben lo que es sentarse a negociar con los responsables deportivos del Barça, pero también el Brescia tiene miedo a perder a quien la prensa transalpina ha bautizado como 'el nuevo Pirlo'. Tonali sigue estando en la agenda blaugrana y el interés por él no ha perdido fuerza. Se le ve con las características necesarias para que un centrocampista triunfe en el Camp Nou, de ahí que las puertas del Barça no estén cerradas para él, pese a que la prioridad, en este momento, es Lautaro Martínez y, en cierta manera, lograr que la operación Pjanic aligere la maltrecha economía de la entidad a través de trueques que servirán de maquillaje contable como ocurrió con Neto y Cillessen.

Tonali está en un segundo escalón, pero nadie en el Barça ha descartado al jugador, de solo 20 años y una estrella emergente. De hecho, el propio futbolista es consciente de que su fútbol encajaría como un guante en el Camp Nou y está a la espera de la llamada que le lleve a Barcelona. Aún tiene un año más de contrato con el Brescia, con quien acaba el 30 de junio de 2021, aunque el conjunto italiano pide un mínimo de 50 millones de euros por él, una cifra ahora mismo inalcanzable para los blaugrana. 

Sezione: Mercado / Data: Ven 22 maggio 2020 a las 19:30 / Fuente: Sport
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print