Dest es muy joven, tiene talento y recorrido para mejorar. Pero preocupan sus lagunas de concentración. Con él, parece sufrir el equipo, el staff entero y toda la afición. Sólo él, de una frialdad insólita, no se desespera ante su concatenación de errores. Debe ser una virtud. Estas pájaras de atención se notan cuando reacciona tarde sin darse cuenta de que le están ganando la espalda, cuando echa fuera un pase fácil o sigue sin entender cuando Messi la quiere al pie o Dembélé la necesita al espacio. No digamos ya si, quien tiene delante, es Trincao . El lío se multiplica exponencialmente. Koeman no sólo le sigue dando bola al lateral norteamericano, por necesidad -las lesiones de Sergi Roberto -, sino que hace bien en defenderle públicamente. Lo que no se entiende es que jóvenes como Pedri , Frenkie o Riqui pillen los conceptos tan rápidamente y, en cambio, Sergiño no progrese adecuadamente.

En cambio, sí mejora, año a año, Emerson Royal en el lateral bético. El brasileño, comprado a medias en 2018 entre Barça y Betis, se ha endurecido como defensa y sabe escoger los momentos de atacar. Por ahora, no es Cafú ni Alves , pero viendo lo que hay por aquí, contamos los días para que, a partir del 30 de junio, se ponga a las órdenes de Koeman . Este domingo: morbo. Dest y Emerson frente a frente.

Sezione: Mercado / Data: Ven 05 febbraio 2021 a las 13:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print