Arturo Vidal cuenta con un nuevo pretendiente. Además del Inter de Antonio Conte, que ya ha pedido a su club que haga un esfuerzo para fichar al centrocampista del Barça, ahora se le suma el Inter de Miami de David Beckham.

Vidal le hizo un guiño al Inter de Beckham a través de las redes sociales y el inglés recogió el guante. Según el medio ‘La Cuarta’ de Chile, el propio Beckham se puso en contacto con Vidal para conocer de su boca sus verdaderas intenciones de futuro.

Durante la charla, el internacional chileno le expuso las condiciones de su contrato con el Barça, que termina en junio de 2021, pero no le cerró completamente la puerta a la opción de marcharse a Florida en el futuro. “Sobre todo por el clima y las ventajas que significan jugar en esa ciudad del sur del país del norte, en una liga emergente, con mucha proyección internacional”, explican a ‘La Cuarta’ desde el entorno del jugador.

Pese a que el Inter de Milán tiene intención de ofrecerle un contrato por tres años, las mismas fuentes señalan en el medio chileno que Vidal no se ve tanto tiempo en Europa. “Vidal no quiere quedarse tanto tiempo en Europa, en un contrato que lo podría ligar hasta tres temporadas más en un club. Quiere estar más cerca de su familia, aunque si llega una oferta millonaria por menos años, tampoco es descartable”, insistieron.

A sus 33 años, los desafíos de Vidal cogen un sentido diferente al de la competitividad. “Uno de los grandes desafíos de Arturo Vidal es jugar en Flamengo de Brasil. Le alucina el hecho de jugar en un estadio Maracaná lleno. Y el gran responsable de ese deseo es su amigo Rafinha, con quien coincidió en Bayern Münich y quien se convirtió en uno de sus más cercanos”, confirman.

Aun así, semana atrás, el propio Vidal se dejaba querer por Boca Juniors, señalando que su compañero en la selección chilena Gary Medel le había hablado maravillas de lo que supone jugar en un estadio como ‘La Bombonera’.

Sezione: Mercado / Data: Ven 10 luglio 2020 a las 16:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print