El presidente de la Gestora, Carles Tusquets, le ha hecho un caño a Joan Laporta en sus propias narices. El aún precandidato había pedido una reunión urgente con el actual responsable del club para intentar tomar todas las medidas posibles para garantizar las elecciones del 24 de enero. Esta cumbre tenía que ser antes del viernes, cuando el Barcelona se reunirá con responsables del Govern, Sanitat y Procicat para decidir si se aplazan o no las elecciones. Sin embargo, Tusquets ha citado a Laporta el mismo viernes, pero después de la reunión con la Generalitat. Según adelantaron en Ser Catalunya, desde la precandidatura del ex presidente se considera ya este encuentro totalmente innecesario, ya que la decisión estará tomada.

Hay que recordar que Laporta es el único de loa actuales cuatro precandidatos que defienden con vehemencia absoluta mantener el 24 de enero como fecha de las elecciones, consciente que todas las encuestas, y el número de firmas entregadas, le dan como máximo favorito, mientras que Víctor Font y Toni Freixa se ponen en manos de las autoridades sanitarias. Quien ya se ha manifestado totalmente en contra es Emili Rousaud, que sigue cruzando los dedos para pasar este jueves el corte de firmas.

En cualquier caso, la polémica está servida. Sobre todo porque si finalmente se aplazan las elecciones por el riesgo epidemiológico de más rebrotes, Tusquets superará los tres meses que marcan los Estatutos como plazo máximo al frente de la Gestora. Una situación excepcional que podría abocar al club en un embrollo judicial a poco que algún socio decida presentar una demanda.

Sezione: Club / Data: Mer 13 gennaio 2021 a las 19:45 / Fuente: AS
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print