Toni Freixa fue candidato a la presidencia en 2015, después de haber estado en la junta de Sandro Rosell desde 2010 y con Josep Maria Bartomeu desde 2014 hasta el final de aquel primer mandato. Sus diferencias le hicieron presentar un proyecto diferenciado en 2015 y, de cara a 2020, puede ser otro de los protagonistas de la campaña, con la particularidad de que le ha correspondido ser compromisario en el próximo período de dos años.

Usted fue un candidato con un perfil muy futbolero. Olvidado el desenlace de la Liga, ¿cómo ve la Champions?

El Barça tiene opciones. Seguramente no estamos en un nivel de excelencia como para considerarnos muy superiores a los demás rivales y por lo tanto favoritos, y será difícil. Entiendo que eliminaremos al Nápoles pero después viene el Bayern y después quizás City o Juventus, rivales de muchísimo potencial. No somos superiores a ellos ahora mismo, pero esta vez el sistema de competición, más imprevisible de lo que acostumbra a ser, nos da opciones, exactamente igual que a los demás equipos.

¿Qué le parecen las presiones del Nápoles para cambiar el escenario de la vuelta?

En esta situación de pandemia, todo el mundo intenta sacar provecho de una situación anómala. Ya lo vemos en Segunda División A, donde no sabemos si habrá Liga de 22, de 24, de 26... todos intentan sacar provecho y es lo que intenta hacer el Nápoles. Pero evidentemente no tiene ningún sentido, porque se puede jugar perfectamente en Barcelona.

Usted es un barcelonista muy activo en redes sociales. ¿Cómo vive el clima hostil, incluso de insultos, que se vive?

No hago caso, las redes son maravillosas para algunas cosas, pero en este sentido cualquiera en un perfil anónimo te puede insultar. No me afecta en absoluto.

¿Cree que refleja lo que es la masa social del Barça?

No. Yo calculo que solamente entre un 2 y un 3 por ciento de la gente activa en Twitter son socios del Barça. Sí que tengo perfiles conocidos de gente que sé positivamente que lo son, pero la inmensa mayoría de la gente que opina no. Sobre todo los perfiles de cuentas de países lejanos,

Usted fue candidato a la presidencia en 2015. ¿Descarta que se adelantes las elecciones?

Totalmente. Los motivos para avanzar elecciones serían: que dimitiese la mitad de la junta, con el presidente entre ellos, y no lo va a hacer, ya lo ha dicho; que dimitiese el 75% de la junta, y parece difícil por la configuración actual; o que haya un voto de censura. Y lo que ha aparecido la pasada semana no es un voto de censura. Por tanto, no veo cuál puede ser el motivo para que haya elecciones anticipadas.

¿Cómo califica ese supuesto voto de censura?

Es una muestra de profundo desconocimiento del barcelonismo y de los estatutos del club. Hay gente que ha llegado a pensar que el Barça se puede gestionar o se puede influir en él desde la redes sociales. No se le puede llamar voto de censura, no sé cómo calificarlo.

¿Usted quiere que haya elecciones anticipadas?

Lo he estado diciendo desde el inicio de este mandato. Hemos vivido un intento de voto de censura en 2017, hay un aspirante que en 2018 anunció que se presentaría y desde entonces está pidiendo constantemente elecciones anticipadas; un ex presidente que fue candidato en 2015 también lo reclama… Yo no lo puedo entender. El Barça , a diferencia de otros, es un club que funciona democráticamente y los socios eligen la junta en unas elecciones en las que todo el mundo vota lo que quiere. Lo que tenemos que hacer es respetar lo que la gente ha elegido.

¿Hay motivos para pedir una dimisión?

La dimisión es algo muy personal. La junta sabe las herramientas que tiene para seguir gestionando el club y cumpliendo el mandato de los socios. Nosotros no sabemos cómo se sienten, si no se sienten capacitados. Estar constantemente pidiendo elecciones constata que pones tu interés personal por encima del interés del club, porque al club no le conviene que haya elecciones constantemente. Hace falta cierta estabilidad.

Las elecciones serán entre marzo y junio de 2021. Queda casi un año y ya hay clima preelectoral. ¿Será una precampaña demasiado larga?

El problema es que, cuando se haya cerrado el ejercicio actual, haya acabado el mercado de fichajes y se haya celebrado la Asamblea, en principio en octubre, el siguiente episodio institucional ya serán las elecciones. Aunque no estén convocadas, es normal que haya cierta expectación. ¡Ojo!, no una campaña permanente, que hay que hacer cuando toca. Pero sí que haya esa expectación.

Por cierto, usted es compromisario. ¿Cómo lo vivirá?

Será un gran honor y una responsabilidad ser miembro de la Asamblea. Y más, en un momento decisivo para el club desde un punto de vista patrimonial y económico. Me gustará mucho participar activamente.

¿Cómo ve el panorama en cuanto a aspirantes?

Prefiero esperar a hacer valoraciones, ya sabemos que siempre hay mucha gente que se plantea presentarse. Sí tengo claro, insisto, que durante el mandato debería respetarse la gestión de la junta y no confundir los intereses del club con los personales: al club no le interesa que nadie haga campaña antes de hora.

¿Usted se lo plantea?

Con el grupo de gente de 2015 y con otras personas que se han ido incorporando, estamos configurando un grupo fuerte. Si podemos hacer una candidatura ganadora, nos presentaremos. Es una tarea de mucho tiempo que no se puede desarrollar de manera precipitada.

¿Cómo valora la gestión de la junta de Bartomeu?

Al presidente Bartomeu no puedo negarle que ha hecho todo lo posible para gestionar el club lo mejor que ha podido ni su honestidad y su dedicación. Y tampoco lo difícil que es gestionar un club único, con un entorno numeroso y a veces malintencionado. Con estas salvedades, creo que ha habido carencias significativas en la gestión que hacen que el club, en su conjunto, esté ahora peor que hace cinco años.

¿Lo mejor y lo peor de esa gestión?

Por ejemplo, la marca es ahora más valiosa, seguramente gracias a la globalización. Se incrementó la facturación hasta los 1.000 millones. Antes de la pandemia, claro. El trabajo desde la Fundació y desde el área social es excelente, pero en cambio la parte deportiva no lo es. Y no me refiero a los títulos sino al proyecto deportivo.

Al presidente Bartomeu no puedo negarle que ha hecho todo lo posible para gestionar el club lo mejor que ha podido ni su honestidad y su dedicación

¿Qué se ha hecho mal?

Se tenía que intentar conseguir la renovación de un equipo campeón que logró el triplete en 2015 y eso no sólo no se ha hecho, sino que tenemos por delante el reto de recuperar esas buenas sensaciones. Y eso, teniendo buenas noticias , como la irrupción de Ansu Fati o Riqui Puig, que en mi forma de ver el club son factores muy positivos…

Hay fórmulas para financiar el Espai Barça, además de la de Goldman Sachs, que la junta ya nos explicará

¿Pero?

Se han hecho muchos fichajes de muchos jugadores a un precio estratosférico, fichajes que nos están penalizando mucho y además queremos hacer un Espai Barça que también nos condiciona. En este mercado no podremos hacer grandes cosas y eso es consecuencia de esta gestión.

¿El Espai Barça cree que se hará?

Se tiene que hacer. Porque los socios lo votaron y porque el Barça debe tener el mejor estadio del mundo. Es el mejor club del mundo y ha de tener el mejor estadio. Y tiene potencial para hacerlo, tiene una capacidad de generación de recursos que se lo debe permitir. No coincido con discursos apocalípticos de que no nos lo podemos permitir, de que una junta que está acabando su gestión no debe plantearlo. Al contrario: vamos tarde. Hubo un referéndum en 2014. Estamos en 2020 y nuestros competidores tienen estadios de primer nivel. Con el Espai Barça el club generará muchos más ingresos y lo que hay que hacer es un plan de financiación adecuado.

Vamos tarde. Hubo un referéndum en 2014 y seis años después nuestros competidores tienen un estadio mejor

¿Tiene la fórmula?

Hay fórmulas posibles, no solamente la que tiene esta junta con Goldman Sachs, que ya nos explicará. En eso hay que trabajar.

Sezione: Club / Data: Mar 04 agosto 2020 a las 19:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print