La capacidad del club que preside Josep Maria Bartomeu en devorar y dinamitar mitos y empleados del club es asombrosa. Hasta hace poco estuvo a punto de ver cómo el mejor jugador del mundo, Leo Messi, abandonaba el club tras veinte años en la entidad, harto de la ausencia de un proyecto ganador, y hoy mismo se ha confirmado la marcha del doctor Ricard Pruna, uno de los especialistas en medicina deportiva más reconocidos del planeta, tras casi 26 años en la entidad blaugrana, según ha anunciado la cadena COPE.

Pruna ha tomado la decisión de poner fin a su etapa en el club tras comprobar cómo el actual responsable del área de los servicios médicos, Ramon Canal, le ha ido apartando poco a poco de sus responsabilidades. Desde noviembre del año pasado ya no ejercía en el primer equipo, una situación que extrañó tanto a los jugadores como a resto de miembros de los servicios médicos, sobre todo cuando se empezaron a acumular recaídas y errores de diagnóstico, y el mejor especialista que tenía el club estaba apartado en un despacho por una decisión unilateral de las altas instancias.

La llegada este verano del médico Lluis Til, procedente del Mónaco, para responsabilizarse de los servicios médicos del primer equipo, fue la confirmación definitiva por parte de Pruna que su situación de ‘exiliado’ en el club se iba a prolongar en el tiempo, por lo que decidió llegar a un acuerdo amistoso con el Barcelona para abandonar la entidad.

Una baja soslayable, en todo caso, si tenemos en cuenta que el Barcelona no anda precisamente muy sobrado de talento en los servicios médicos, un área sistemáticamente criticada, tanto dentro como fuera del club.

Sezione: Club / Data: Sab 19 settembre 2020 a las 12:00 / Fuente: AS
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print