Las elecciones a la presidencia del FC Barcelona siguen en el aire a diez días vista de la fecha prevista para ejercer el sufragio, el domingo 24. Una cita a la que concurren los tres candidatos oficiales después de la validación de las firmas: Joan Laporta, Víctor Font y Toni Freixa. Sin embargo, la ampliación de las restricciones de movilidad por parte de la Generalitat como consecuencia del aumento imparable de contagios por el COVID-19, precisamente hasta después del día 24, han dibujado un escenario de máxima incertidumbre.

Con la ley en la mano, y siendo escrupulosos con el confinamiento municipal, los ciudadanos de Catalunya no podemos salir de nuestros pueblos o ciudades salvo para trabajar o por motivos justificados, bajo pena de fuertes sanciones económicas. Por eso, el presidente en funciones de Catalunya, Pere Aragonés, exhortó a empresas y trabajadores recientemente que se apueste por el teletrabajo siempre que sea posible.

Paralelamente a las elecciones del FC Barcelona, también están previstas para el 14 de febrero las elecciones al Parlament de Catalunya y sobre la posibilidad de aplazarlas o no se pronunciará este viernes mismo el Govern. Es de sentido común pensar que si se aplazan las elecciones autonómicas, se haga lo propio con las de la entidad azulgrana, pero hay un matiz no menor.

LAS ELECCIONES EN MANOS DEL BARÇA

Como ha afirmado Alba Vergés, consellera de Sanitat de la Generalitat de Catalunya, el FC Barcelona es una entidad privada y tiene la potestad por sí misma de aplazarlas o seguir con el calendario electoral. Esto último obviamente sería posible, sí, pero únicamente podrían votar aquellos que puedan hacerlo sin salir de su municipio, por ejemplo, los habitantes de Barcelona u otras capitales de provincias donde el FC Barcelona instalará sedes electorales: Girona, Tarragona, Lleida, Tortosa, Madrid, Valencia, Sevilla, Andorra y Palma de Mallorca. Todos aquellos socios del club que tuvieran la obligatoriedad de desplazarse para ir a votar fuera de esas ciudades citadas no podrían hacerlo. Únicamente sería posible y factible si la Generalitat considerara que votar en las elecciones del FC Barcelona es una excepcionalidad, circunstancia que actualmente no contempla. Una idea que ha surgido en las últimas horas es que el domingo día 24 se permitieran los desplazamientos de todos aquellos socios del club que se identificaran como tal.

EL VIERNES, DÍA CLAVE

Este viernes saldremos de dudas en cuanto a ambas elecciones. Por la mañana, representantes del FC Barcelona (el CEO Òscar Grau y el presidente de la Comisión Gestora, Carles Tusquets) mantendrán una reunión con homólogos de Protección Civil de Catalunya (PROCICAT) para poner encima de la mesa la realidad de la situación sanitaria. Toda la información recabada será expuesta por Carles Tusquets a Joan Laporta, Víctor Font y Toni Freixa en la reunión que mantendrán a partir de las 19,00 horas.

Según ha podido saber SPORT, desde el club se inclinan por aplazar las elecciones por una razón de justicia social: con las actuales restricciones calcula el FC Barcelona que como máximo podrían desplazarse a votar el 50% de su masa social. Si ya en unas elecciones tradicionales jamás se ha pasado de 53.000 socios participantes, ¿cuántos votarían el 24 de enero? Sería realmente grave que en el mejor de los casos la cifra de votantes no llegara ni a 20.000 socios. Porque, además, hay que tener en cuenta otro dato no menor: más de 60.000 socios del Barça son mayores de 50 años, siendo la bolsa de jubilados, de más de 65 años, de un total de 31.287 socios.

Sezione: Club / Data: Gio 14 gennaio 2021 a las 23:00 / Fuente: Sport
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print