El FC Barcelona ha recibido este domingo la comunicación de que el departament de Treball de la Generalitat de Catalunya ha aprobado su ERTE de fuerza mayor solicitado por la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. Este es el expediente de regulación de empleo que afecta a los deportistas profesionales del club, aunque hay que recordar que en el caso del primer equipo de fútbol se llegó a un acuerdo privado entre los jugadores, técnicos y staff con la junta directiva. Merced a aquel acuerdo, los futbolistas aceptaron bajarse su ficha (sin incluir los bonus) un 70 por ciento mientras durase el Estado de Alarma, lo que equivale a un 5,75 por ciento de esa ficha por cada mes sin actividad. Además, aportaron un 2 por ciento más para, junto a la aportación del club y de los estamentos públicos, los trabajadores del club puedan ver cubierto el cien por cien de sus sueldos. Por tanto, el ERTE estrictamente afecta a las secciones de baloncesto, balonmano, hockey sobre patines y fútbol sala.

La aceptación de la Generalitat de esta solicitud de ERTE del FC Barcelona afecta, aparte de las secciones profesionales, también a los departamentos de Metodología del club y ratifica los criterios objetivos por los que la entidad azulgrana lo solicitó. Y es que incluso antes de que se decretase el Estado de Alarma, la junta directiva azulgrana decidió paralizar las actividades profesionales en la Ciutat Esportiva y en el Palau Blaugrana, enviando a los profesionales a sus domicilios y poniéndoles a cada equipo un plan de entrenamiento pautado por sus técnicos y preparadores físicos. Sin embargo, los entrenamientos grupales y, por supuesto, la competición, quedó en suspenso incluso antes de que las diversas federaciones decidiesen que ya no se podía jugar más para evitar más contagios.

Bartomeu quería un acuerdo

Josep Maria Bartomeu tenía claro que había que solicitar esta medida dado que la actividad ordinaria de muchos trabajadores del club quedaba muy reducida por la pandemia y por la decisión del club de enviarles a sus casas para protegerle de la misma. De hecho, el presidente ya dijo que, con acuerdo o sin acuerdo con los futbolistas, el ERTE se iba a presentar. Eso sí, prefería cerrar una entente con los jugadores y así lo logró tras diez días de negociaciones con los capitanes, que hacían de enlace con el resto de la plantilla.

Sezione: Club / Data: Lun 06 aprile 2020 a las 18:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print