Hoy podría hacerse oficial por fin que Mauricio Pochettino, de 48 años, es el nuevo entrenador del PSG. Se sabe desde el jueves, no hay ninguna duda al respecto, pero el club francés no ha podido hacer pública todavía su contratación porque antes debía llegar a un acuerdo económico para el adiós de Thomas Tuchel, de 47 años. El diario ‘Le Parisien’ informó ayer que finalmente el técnico alemán, a través de sus abogados parisinos, y el PSG se entendieron y todo está a punto para que el argentino sea presentado.

Al parecer, la indemnización para Tuchel por el despido será de unos 6 millones de euros, una cantidad próxima a los 7,5 millones de euros anuales que recibía. Hay que recordar que le quedaban seis meses de contrato.

El primer lío de Pochettino tendrá a Neymar como protagonista. Todavía lesionado del tobillo izquierda, el club anunció que volvería en enero a los entrenamientos, quizás para jugar ya el día 6 ante el Saint-Étienne en la Ligue 1. Sin embargo, la polémica que ha generado en Brasil la macrofiesta de cinco días para 500 invitados que ha organizado en una lujosa finca de Mangaratiba, en la Costa Verde, recuerda a otros conflictos del pasado que ya le costaron momentos de tensión con Tuchel. El evento, en una discoteca subterránea, lejos del alcance de los fotógrafos, sin móviles y con protección acústica, se prolongaría hasta Año Nuevo. De confirmarse lo publicado en O Globo no parece lo más adecuado para la recuperación de su lesión. Y tampoco es la mejor imagen un acontecimiento de tal magnitud en plena pandemia por un coronavirus que ha golpeado de forma cruel a su país.

Al propio Neymar le detectaron coronavirus a principios de septiembre tras pasar varios días de vacaciones en Ibiza rodeados de personas y de jugadores del PSG sin respetar los consejos sanitarios.

Sezione: Champions League / Data: Lun 28 dicembre 2020 a las 16:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print