Karl-Heinz Rummenigge, presidente del Bayern de Múnich, habló antes, durante y después del partido ante el FC Barcelona en los cuartos de final de la Champions League y siempre resaltando el orgullo bávaro, avalado por ese 2-8 sobre los azulgrana que ya forma parte de la historia de la gran competición. Con todo, Rummenigge reveló una anécdota que corrobora la frialdad con que se está comportando el gran favorito al título. “Estuve en el vestuario después del partido. No hubo ninguna fiesta, nadie se asustó”, dijo para desmentir cualquier tipo de relajación en la semifinal ante el Lyon. “El equipo está totalmente concentrado y encarará las semifinales con total seriedad. Esperamos alcanzar nuestro gran objetivo contra el Lyon, la final”, agregó ‘Kalle’.

El carismático dirigente del Bayern fue más lejos al deslizar que, en su opinión, todo el mundo imaginó un Barça-Manchester City en la semifinal que ahora jugarán Bayern y Lyon. “Todo el mundo esperaba que el Barcelona jugara contra el Manchester City. Y ahora las semifinales serán el Bayern contra el Lyon”, recordó.

En su análisis del rival, en general, fue mucho más precavido de lo que se mostró en las vísperas de enfrentarse al Barça. “Vi la victoria del Lyon y se lo merecían totalmente”, dijo el dirigente bávaro al comentar la sorprendente victoria francesa por 3-1 ante el equipo del ex entrenador del Bayern, Pep Guardiola. “Después de que el Lyon eliminara a la Juve con Cristiano Ronaldo en los cuartos de final hace una semana, el Lyon demostró por segunda vez que no debe ser subestimado. Juegan con gran dedicación y pueden hacer sufrir a sus adversarios con sus veloces delanteros”, avisó Rummenigge en palabras a la agencia alemana DPA.

Sezione: Champions League / Data: Lun 17 agosto 2020 a las 21:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print