Con la certeza de que ninguno de sus jugadores ha sido contagiado por Covid-19, el Nápoles regresa este domingo al trabajo. El equipo de Gennaro Gatusso aún no sabe si se reanudará la Serie A, aunque en principio tiene la certeza, tal y como desveló el presidente del Olympique de Lyon, que su duelo ante el Barça en la vuelta de los octavos de la Champions tras el 1-1 de la ida en San Paolo será el 8 de agosto en el Camp Nou a puerta cerrada.

Han pasado casi dos meses desde la última vez que Mertens, Insigne, Fernando Llorente y sus compañeros corrieron juntos en la ciudad deportiva de Castel Volturno. Desde el 12 de marzo, los jugadores del Nápoles se han confinado en sus domicilios y han seguido el plan de trabajo que les mandaron los preparadores físicos del club.

Dos días después de que el Barça reanudara la actividad, aunque de forma individualizada, los jugadores del Nápoles también se pondrán en marcha siguiendo el mismo protocolo. Los futbolistas del conjunto celeste llegarán a su lugar de trabajo vestidos de corto y se distribuirán en tres campos de entrenamiento diferentes y en diferentes franjas horarias para hacer. Sin embargo, a diferencia del Barça, el entrenamiento es opcional porque los jugadores pueden elegir participar o no, aunque desde el club dan por hecho que acudirá toda la plantilla.

Tras la sesión, cada uno de los futbolistas recibirá tres equipaciones de entrenamiento y chándal dado que las instalaciones y los vestuarios del Napoli permanecerán cerrados. En consecuencia, los jugadores lavarán su ropa en casa y llegarán vestidos de corto desde su casa. A medida que avancen los entrenamientos, el Napoli se planteará si hace una concentración con los futbolistas en Castel Volturno.

Sezione: Champions League / Data: Dom 10 maggio 2020 a las 18:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print