El Barça-Nápoles, partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League tras el 1-1 de la ida en San Paolo que quedó pendiente por la pandemia del coronavirus, apunta al domingo 9 de agosto en el Camp Nou. Que sea a puerta cerrada o no es todavía una incógnita. Así informó ayer RAC1 respecto a un encuentro que la UEFA había anunciado para los días 7 u 8 de agosto, aunque no comunicó todavía si se jugaría en Barcelona o en un estadio de Portugal, concretamente en Oporto o Guimaraes, en función de la evolución de la crisis sanitaria, más cerca de la sede de la Final a 8, ya anunciada en Lisboa si los rebrotes del coronavirus no lo impiden.

El máximo organismo del fútbol europeo confirmó la ciudad de Lisboa como sede de la gran final, que se disputará el próximo 23 de agosto. La UEFA también cambiará el formato por culpa de la pandemia, por lo que las eliminatorias a partir de cuartos de final se disputarán todas a partido único creando una ‘final a 8’, que arrancará el 12 de agosto.

Los encuentros, de momento planificados sin aficionados en las gradas, se jugarán entre el José Alvalade y el Estadio da Luz, que acogerá el 23 de agosto el cierre de esta edición de la Champions, la más larga de la historia.

Los sorteos para los cuartos de final y semifinales tendrán lugar el 10 de julio de 2020 en la sede de la UEFA en Nyon.

Sezione: Champions League / Data: Ven 26 giugno 2020 a las 15:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print