Este miércoles ha habido movimiento en la planta tres de La Masia, dedicada a oficinas de las secciones profesionales, Innovation Hub, informáticos y Servicios Médicos, entre otros. Todos ellos, unos 40 empleados del club, han sido trasladados para despejar esa zona de la residencia culé.

El objetivo es hacer habitaciones para poder alojar a unas 20 plazas de La Masia femenina, además de los jugadores que están actualmente viviendo en pisos. El Barça quiere recortar en este sentido y los deportistas que viven de alquiler –pagado por el club– en los apartamentos de delante del Ciutat Esportiva, volverán a La Masia.

Malestar entre los ejecutivos

En la planta 3 de La Masia ha sorprendido la decisión de esta mañana, que ha llegado desde la directiva. Fuentes consultadas aseguran que no se les había comunicado nada anteriormente y apuntan a que desde la junta se quiere inaugurar antes del voto de censura La Masia femenina.

En la planta alta de la residencia culé trabajaban altos ejecutivos y varios miembros de secciones profesionales, entre otros empleados, algunos de ellos disgustados por las formas y por la solución que se les ha planteado desde el club. Está previsto que la mitad empiecen a teletrabajar y la otra mitad se ubicarán en los barracones situados entre el parking y el bar.

Sezione: Cantera / Data: Gio 15 ottobre 2020 a las 12:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print