Nélson Semedo: “Me fijé en el Barça por Ronaldinho”

 de Stefano Bentivogli  artículo leído 51 veces
Fuente: fcbarcelona.es
Nélson Semedo: “Me fijé en el Barça por Ronaldinho”

Nélson Semedo se encuentra ante una nueva oportunidad para crecer. Lo ha hecho siempre, en cualquier circunstancia, pero ahora le llega la oportunidad de disfrutar del futbol en el FC Barcelona. Poco se lo podría haber imaginado cuando con 15 años todavía jugaba en la calle con sus amigos y cogía al Barça en los videojuegos, “porque siempre he pensado que es el mejor equipo del mundo”. Pero su progresión meteórica, que ha ido desarrollando en el Sintrense, el Fátima y el Benfica, le ha dado la posibilidad de poder jugar en el Camp Nou.

Y es que Nélson Semedo, que repasa sus inicios y su vida en una entrevista para Barça TV, en el programa especial ‘Benvingut, Semedo’, explica que hasta los 15 años no se pudo federar: “Lo había intentado otras veces cuando era más pequeño, pero no lo conseguía. Así que yo empecé a jugar en la calle con mis amigos y a los 15 años me vieron los dirigentes del Sintrense y se interesaron por mí. Aquí empezó mi carrera como futbolista”. Además comenta que, en sus inicios, y aunque le gustaba ser delantero y marcar goles, “empecé como centrocampista y después pasé a ser defensa, antes de acabar en el lateral”.

Es en esta posición del campo en la que podrá defender el escudo azulgrana. “Me empecé a fijar en el Barça por Ronaldinho”, asegura en la entrevista, además de añadir: “Fue un jugador admirable en todo el mundo del futbol. Le veía hacer cosas fantásticas que influyeron en mí positivamente”.

De Mira-Sintra a Barcelona

Semedo nació en Lisboa, pero vivió su infancia en Mira-Sintra, donde dice que tuvo “una experiencia de vida muy positiva, ya que es un lugar acogedor y un pequeño pueblo con una vida muy familiar”. Quizás por eso se define como una persona a la que le gusta pasar el tiempo con la familia y los amigos: “Para mí son muy importantes y conversar con ellos, aunque me quede en casa, ya me está bien”. También se define como “un poco callado al principio, aunque después voy ganando confianza”. “Soy una persona sencilla”, sentencia.