Una rotación sin precedentes

15.04.2019 13:30 de Giusi Zaffiro Twitter:    Vedi letture
Fuente: Marca
Una rotación sin precedentes

La tranquilidad que da vivir con una holgada ventaja con respecto a tus perseguidores te permite, como le ocurrió al Barça en Huesca, cambiar un equipo entero y reservar a tu once titular de Champions casi al completo para la eliminatoria europea.

Valverde cambió a todo su once titular de Old Trafford a excepción de Ter Stegen. Únicamente Jordi Alba, Coutinho y Arthur tuvieron que jugar unos minutos bien entrada ya la segunda mitad del encuentro en El Alcoraz. Una rotación masiva sin precedentes en los últimos tiempos del club azulgrana.

Sin descanso previo a Londres ni Roma

La pasada temporada, Valverde se quedó a medias con las rotaciones antes de la debacle en Roma. Días antes del desastre, el Barcelona se midió al Leganés. En ese encuentro, Jordi Alba, Umtiti, Busquets e Iniesta fueron los elegidos para rotar. Tanto el lateral izquierdo como el manchego acabaron jugando unos minutos en el segundo tiempo. Antes, ni en los dos partidos de octavos ante el Chelsea ni en la ida ante la Roma, el 'Txingurri' decidió dosificar esfuerzos en su plantilla.

Hace dos ediciones, en lo que fue la última temporada de Luis Enrique al frente del Barça, el asturiano tampoco fue amigo de hacer grandes rotaciones en Liga con vistas a los compromisos europeos. Algún que otro cambio en defensa antes de la dura eliminatoria ante el PSG (4-0 en la ida y 6-1 en la vuelta). En el fallido enfrentamiento con la Juve en cuartos, más de lo mismo. El equipo perdió en La Rosaleda y ganó a la Real Sociedad en los duelos previos a los europeos. En ambos salió prácticamente con su once de gala.

Hay que remontarse tres temporadas atrás para ver otra rotación masiva, aunque ni mucho menos tan numerosa como la vivida ante el Huesca. Fue antes del partido en el Vicente Calderón correspondiente a los cuartos de final, en el choque de vuelta. El Barça venía de ganar en la ida 2-1 y le tocaba viajar a Anoeta antes de acudir al Manzanares. Luis Enrique dio descanso entonces a pesos pesados como Alba, Rakitic, Iniesta y Suárez. El resultado fue una derrota en San Sebastián que encontró continuidad ante los rojiblancos, diciendo adiós de nuevo en los malditos cuartos.

Ahora, con un valioso 0-1 en el partido de ida y el recuerdo de Roma reciente, el Barça y Valverde no pretenden acusar el esfuerzo en Liga en el decisivo choque europeo. Los Piqué, Lenglet, Busquets, Rakitic, Suárez, Messi y compañía llegan frescos al partido ante el United. Las semifinales bien merecen priorizar durante una semana cargada de partidos.