Un muro en la Champions

18.04.2019 17:30 de Stefano Bentivogli   Vedi letture
Fuente: Marca
Un muro en la Champions

La primera de Rashford al larguero, un mal control de McTominay y poco más. Eso ha generado el Manchester United de Ole Gunnar Solskjaer en el Camp Nou en un partido donde quien brilló fue Leo Messi, como siempre, pero el trabajo global de los once jugadores de campo manifestó una sintonía coral en todas las líneas del rectángulo de juego. Pese al susto inicial, se volvió a demostrar la buena conexión entre Piqué y Lenglet. El francés, que le ha ganado la partida a Samuel Umtiti, crece con el catalán a su lado y viceversa.

El conjunto inglés planteó un partido donde el centro del campo iba a ser muy importante a la hora de nutrir de balones largos a los tres atacantes que tenían sobre el césped: Rashford, Martial y Lingard. Jugadores veloces y con capacidad de desborde que querían a aprovechar, o eso pretendían, los espacios a la espalda de la defensa. Las internadas del United iban a quedar en nada a partir del minuto 10 de la primera mitad, donde Piqué y Lenglet lograron mantener la espalda cubierta y cortar todos los intentos ingleses.

Gran culpa, también, la iban a tener Sergio Busquets e Ivan Rakitic. Los líderes silenciosos del partido. Porque a este juego, no juega nadie como ellos. Quizá el de Badía del Vallés no está en su mejor momento, ni realizando su mejor temporada, pero el partido que ha disputado ha vuelto a ser colosal. Con un Anthony Martial cayendo a recibir balones entre la defensa y el centro del campo para generar cierta inquietud, Busi lo ha barrido casi todo.

Rakitic y las grandes ocasiones

Ha vuelto a ser el pilar de un Barça entregado y que ha controlado la medular a su antojo. A su lado, como siempre, Ivan Rakitic. Valverde ve en el croata un seguro de vida para las grandes noches. Con Busquets en la recuperación y Arthur Melo en la creación, Rakitic se ha dedicado a romper líneas cuando el equipo atacaba.

Indetectable para McTominay y Fred, que perdían su marca casi por sistema haciendo desquiciar a un Paul Pogba inoperante. Además, en faceta defensiva siempre es importante para ayudar en la presión de la primera línea con Coutinho y Luis Suárez.

Por todo ello, el Barcelona tiene unos números defensivos realmente buenos. Marc André Ter Stegen sólo ha recogido seis veces el balón de su portería en esta Champions League, sin recibir ninguno en esta ronda de cuartos de final. El guardameta alemán tuvo ayer dos excelentes paradas. Especialmente una mano que evitó que un cabezazo de Alexis Sánchez se convirtiera en el gol del honor del United.

El conjunto dirigido por el Txingurri es de los más sólidos de la competición y llega a la semifinal de este torneo, donde espera a Oporto o Liverpool, con una medular que destila empaque y un centro de la zaga cada vez más consolidado.