Un Barça superlativo en juego y actitud

08.11.2018 13:15 de Giusi Zaffiro Twitter:   artículo leído 87 veces
Fuente: Mundo Deportivo
Un Barça superlativo en juego y actitud

El Barça disputó en Milán uno de sus mejores partidos en lo que va de temporada. Aunque la falta de puntería le penalizó y no pudo vencer al Inter, la imagen fue magnífica en todos los aspectos: buen juego, recuperación del balón tras pérdida, ambición en la búsqueda del gol... Todos los jugadores rindieron a nivel individual con la solidaridad ideal además para fortalecer lo colectivo. En definitiva, calidad, intensidad y la mejor actitud.

El 1-1 sí le permitió ser el primer club de la competición en asegurarse matemáticamente el pase a octavos de final de la Champions pese a quedar encuadrado en el ‘grupo de la muerte’. Nadie le pudo imitar ayer. Al equipo de Ernesto Valverde le falta ahora certificar el primer puesto en las dos jornadas que quedan.

Puede ser 1º hasta perdiendo

Con 10 puntos, el Barça lidera el grupo B por delante de Inter (7) y Tottenham (4). Ganando en Eindhoven al PSV el miércoles 28, será primero de grupo seguro pero también si hace el mismo resultado que los italianos en Londres. En un hipotético triple empate a 10 puntos con ‘nerazzurri’ y ‘spurs’, el Barcelona acabaría líder al ser el que más puntos (7) tendría en los enfrentamientos directos entre los tres.

Tras un buen inicio de temporada, llegó una inesperada ‘minicrisis’ que comenzó con la polémica tarjeta roja a Lenglet ante el Girona (2-2) y que tuvo continuidad con la sorprendente derrota en Leganés (2-1) y el empate en el Camp Nou contra el Athletic (1-1).

En Wembley, ante el Tottenham, nació otro Barça partiendo de una decisión táctica de Valverde: Arthur entró en la media, empujando a Coutinho al ‘falso extremo’ zurdo junto a Messi y Luis Suárez y apartando a Dembélé del once. De un 4-3-3 con peligrosa tendencia a convertirse en un temerario 4-2-4 se pasó a un 4-3-3 con posibilidad de transformarse en un 4-4-2 defensivo. “Jugar con un medio más no sólo me ayuda a mí, hace mejor al equipo”, admitióSergio Busquets en Milán sobre Arthur.

Aquel 2-4 en Londres, al nivel del 1-1 de Milán, pero conMessi, fue la base de un Barça ya reconocible y en línea ascendente. El 1-1 en Mestalla ya tuvo otro sabor por la imagen y contra el Sevilla (4-2) el Barça recuperó el liderato perdido de Liga, un primer puesto que mantiene ahora con tres puntos de ventaja al Espanyol (2º).

Lo hizo gracias a un Messi estelar, pero se rompió el radio del brazo derecho con 2-0 y el equipo se vio obligado a aprender a competir sin su referente. Desde ese minuto de la lesión de Messi hasta hoy, su amigo Luis Suárez asumió el liderazgo por su carácter indestructible. Y el Barça entendió que debía jugar como equipo más que nunca para compensar la ausencia del mejor jugador del mundo. Inter (2-0) y Madrid (5-1) comprobaron el potencial de la plantilla, con jugadores como Rafinha y Vidal sumándose a la causa.

Tras el sufrido 0-1 copero en León con suplentes y canteranos, los dos últimos partidos han permitido comprobar que jugar sin Messi es un alivio para los rivales: 2-3 agónico en Vallecas y 1-1 en Milán en un partido que todo el mundo entiende que se hubiera ganado con Leo en el campo y que tuvo otra buena noticia: Malcom puede ser importante. El ‘10’ está casi listo para volver a un Barça superlativo llamado a mejorar todavía más con su crack.