Seguir o no seguir: el dilema de Valverde

23.05.2019 22:00 de Stefano Bentivogli   Vedi letture
Fuente: Marca
Seguir o no seguir: el dilema de Valverde

La pasada semana Josep Maria Bartomeu echó un capote público a Valverde al asegurar que el técnico seguirá en el banquillo del equipo la próxima temporada. Unos días antes y en dos ocasiones, el Txingurri también apostaba por su continuidad. Aseguraba en dos ruedas de prensa que no se había planteado dimitir y que se veía con fuerzas para seguir dirigiendo a la plantilla en el próximo ejercicio. Unas declaraciones obligadas ante el contexto en el que se encuentra el equipo. La estrepitosa derrota en Anfield volvió a abrir la posibilidad de que el técnico no siguiera a pesar de que el club había anunciado su renovación hace unos meses. Sin embargo, la final de Copa de este sábado ante el Valencia que puede suponer un nuevo doblete, aparca cualquier debate sobre su futuro. Tocaba vender continuidad y ya está.

Una vez aparcado el momento coyuntural, el Barcelona se enfrenta a varios escenarios según el resultado de la final. Empecemos por un triunfo del equipo azulgrana. En este caso el club no tomará ninguna medida. Bartomeu hará valer su palabra y seguirá ofreciendo su confianza al técnico. En primer lugar porque dos dobletes en dos años no es asunto baladí. Aunque en el debe del técnico hay que apuntar dos de las más estrepitosas derrotas del Barcelona en Champions (Roma y Liverpool) la prudencia invita a darle un nuevo año a Valverde. Además, de esta manera, y este asunto tampoco es menor, el presidente no queda desprotegido ante un hipotético mal comienzo en el próximo curso.

Sin embargo, queda por ver qué hará Valverde. El técnico no las tiene todas consigo para continuar. De hecho, ya pensaba antes del partido de Anfield que si se producía una derrota dejaría el banquillo. Queda por ver si mantiene todavía este pensamiento que le daba vueltas por su cabeza antes de la vuelta de la semifinal de Liverpool. El técnico deberá tomar una decisión definitiva a la conclusión de la final de Sevilla. Y no se puede descartar absolutamente nada.

El segundo escenario es más dramático y sería la consecuencia de una derrota frente al Valencia. Esto ya serían palabras mayores. Empecemos por el técnico. Si con un triunfo podría plantearse su continuidad, en caso de derrota habría incluso más argumentos. Y en este caso Bartomeu podría replantearse sus palabras. El presidente ya barajó cesar al técnico la pasada campaña después de la derrota de Roma y todo quedó mitigado por el excelente partido que hizo el equipo en la final de Copa ante el Sevilla (5-0) en uno de los mejores partidos de la era Valverde, sino el mejor. En caso de derrota en el Villamarín, el presidente se hará un replanteamiento de la situación. Habrá una reunión con Valverde para ver qué postura se toma, pero su continuidad sería improbable.

El caso de una derrota tendría más consecuencias porque el número de salidas en la plantilla podría aumentar de manera considerable. Aquí la Directiva se pondría dura y las medidas podrían llegar a afectar a los cargos de mando en la estructura técnica. El resultado marcará el futuro de la política deportiva de este verano. En caso de victoria todo será más tranquilo aunque habrá importantes movimientos. En caso de derrota se tomarán medidas drásticas.