Riqui Puig, premio a la paciencia y la constancia

22.01.2020 11:30 de Stefano Bentivogli   Ver lecturas
Fuente: Mundo Deportivo
Riqui Puig, premio a la paciencia y la constancia

El pasado verano, Riqui Puig tuvo una infinidad de ofertas para salir del Barça, cedido o traspasado. Incluso Xavi lo sondeó para que creciera a su lado aprovechando una cesión al Al Sadd. Pero Riqui, pese a ser consciente de que tendría muy pocas oportunidades en el primer equipo, optó por quedarse en el Barça. Triunfar en el club azulgrana es su sueño desde niño y pensó que el camino más fácil para llegar al Camp Nou era seguir en el filial, aunque fuera jugando en Segunda B.

Riqui apostó por la paciencia. Había ejemplos recientes, como el de Sergi Roberto, y otros más lejanos, como los de Xavi o Iniesta, que supieron esperar su momento y al final llegó el premio merecido.

Valverde apenas contó con él e incluso le llamaba a entrenar menos que la temporada pasada. Riqui no bajó los brazos y se centró en el Barça B, convencido de que tarde o temprano le llegaría su oportunidad en el primer equipo.

La llegada de Setién ha acelerado su salto al primer equipo. Desde el primer día, el nuevo técnico cuenta con Riqui como un jugador más del primer equipo y el domingo ante el Granada cumplió su sueño de debutar oficialmente como jugador del Barça.

Y lo hizo al lado de su gran ídolo, Leo Messi, con el que hasta ahora no había podido coincidir en ninguno de los amistosos que había jugado en el primer equipo. Hace tres años y medio, Riqui colgó en su cuenta de Instagram una foto que se hizo de niño con Messi para felicitar al argentino por su cumpleaños: “Felicidades Lionel!!!! Referente futbolístico. El mejor de todos los tiempos”. Ahora ya puede presumir de haber jugado al lado del mejor de todos los tiempos y de su referente.

Riqui fue determinante en el origen de la jugada que acabó en el gol de Messi, decisivo una vez más. Se abrazaron junto a Ansu Fati y Arturo Vidal y después el argentino abrazó al recién llegado para dar la bienvenida oficial a la nueva sociedad que nació ante el Granada. Riqui cumplió su sueño por partida doble, al fin debutó en el Barça y pudo jugar al lado de Messi. El premio a la paciencia y a la constancia