Riqui Puig, motivos para la ilusión

13.04.2019 19:30 de Giusi Zaffiro Twitter:    Vedi letture
Fuente: Marca
Riqui Puig, motivos para la ilusión

Rotó Valverde a lo salvaje en El Alcoraz... sin resultado. Un empate sin goles ni historia, salvo que el Huesca, extrañadamente tímido, suma un punto y el Barça descuenta un partido para el alirón con la cabeza en la Champions. De los que tenían que aprovechar la ocasión, Riqui Puig y Todibo.

¡Jugón!

Debutó en LaLiga Riqui Puig, un futbolista diferente, en pleno crecimiento a sus 19 años, necesitado de músculo, que no de talento, del que va sobrado. Intentó dar sentido al juego fuera del académico 4-3-3 con el que ha crecido y rodeado compañeros con los que nunca antes había coincidido, lo que por tanto no facilita su tarea. Dejó un pase de esos que sólo ven y ejecutan los elegidos para Dembélé, que falló el mano a mano. Fue sustituido, pero dejó detalles para la ilusión.

De Incógnito

Se esperaba un Huesca con más colmillo, sobre todo teniendo enfrente a un Barça B, pero los de Francisco apenas inquietaron al Barça, mucho más fríos que la afición que llenó El Alcoraz. En un encuentro en el que tenián una oportunidad histórica para ganar al Barcelona y acercarse a la salvación, dejó la sensación de que el punto les venía de perlas.

El apunte

Ousmane Dembélé reapareció tras su última lesión jugando de '10', por dentro, lejos de la banda en la que tanto dañi hace. Fueron minutos para rodarse, demasiado irregulares, capaz de desequilibrar pero incapaz de finalizar bien. Tuvo la más clara, probó desde lejos, buscó socios... y apenas los encontró. Se dosificó pensando en la Champions.

El dato

Ter Stegen lució brazalete por primera vez en Liga. Se podía esperar, en un once con tantas novedades, que Valverde diera un premio a Cillessen, pero Marc André no se movió de la foto del once. Apenas tuvo trabajo exigente, salvo en una acción en la que robó el balón por detrás a Gallego dentro del área.

¡Uy que ocasión!

Apareció Malcom como carrilero en una defensa de tres y en una versión contenida y conservadora, sin la explosividad que se le supone al brasileño. Por momentos descafeinado, dejó una ocasión clara en el 56' cuando en un remate inesperado, cuando todos aguardaban el centro, se topó con el poste.