¡Por fin Coutinho!

17.04.2019 01:30 de Giusi Zaffiro Twitter:    Vedi letture
Fuente: Marca
¡Por fin Coutinho!

Posiblemente el mejor Barça de la temporada vuelve a semifinales, agarrado a un Messi imparable pero también fortalecido por un equipo firme, que no ha encajado ningún gol en 180 minutos contra el United. Coutinhose reivindicó en una noche mágica en el Camp Nou.

El bombazo

Coutinho venía creciendo en los últimos partidos... y lo confirmó con la noche que necesitaba. Participativo, intenso, hablando el mismo idioma que sus compañeros... y autor de un golazo de los que sí valen los millones que el Barça pagó por él. Mérito suyo y de Valverde, que lo mantuvo contra viento y marea y ahora lo tiene enchufado. Llega a tiempo el brasileño para sumarse y sumar en un Barça que aspira a todo.

El genio

Messi ya lo dijo en agosto, casi en bermudas. Quería esa copa tan linda y deseada, y su temporada está dirigida a levantar su primera orejona como capitán en el Wanda. Con la Liga en el bolsilllo y en la final de Copa, no hay más partidos para poner toda su energía que los que se juega con balón estrellado. Entre caño y caño sentenció la eliminatoria. Y no marcó de chilena por un metro.

Para no verlo

El culé que llegó cinco minutos más tarde a su butaca se ahorró el susto inicial, que dejó muy mal cuerpo en el Camp Nou. A los 35" Rashford ya se había topado con el larguero y medio minuto después Lenglet salvó providencial otra clarísima. La presentación de los diablos rojos en Can Barça disparó los miedos, hasta que con el paso de los minutos, y de los pases, llegó el control y los goles de Messi. El ManU hizo más en dos minutos que en los 90' de Old Trafford.

Tierra, trágame

David De Gea nunca olvidará la noche del 16 de abril, en la que cometió un error impropio de su nivel y del escenario, todo unos cuartos de Champions. El internacional español quiso blocar un remate tibio de Messi con la derecha que no presentaba mayor problema. Pero desafortunadamente para él y su equipo, el cuero se coló por debajo de su cuerpo. Antes del descanso firmó un paradón, con la cara, a Sergi Roberto, pero ya se sabe los errores de un portero siempre se recuerdan más que los aciertos.

El duro

Paul Pogba seguramente no se podía creer que tras tres patadas consecutivas a Arthur y sin posibilidad de alcanzar el balón, Brych no le amonestara. Acto seguido cometió otra falta sobre Busquets, pero también se libró de la cartulina. No ha sido una eliminatoria como para que el Madrid se ilusione con su fichaje.