Piqué, el más 'exprimido' de Europa

10.10.2018 17:30 de Giusi Zaffiro Twitter:   artículo leído 66 veces
Piqué, el más 'exprimido' de Europa

Gerard Piqué aparece por la zona mixta cuando tiene algo que decir. Si sale Piqué, hay tema. Cansado de escuchar críticas negativas sobre el estado de forma por el que atraviesa, se situó ante los micrófonos para responder: “Es cierto que el día del Leganés cometí un error muy grave, pero estoy bien. Me siento muy bien físicamente”, resumió sobre su rendimiento, reconociendo, eso sí, que “aunque no esté en mi mejor momento, tengo que jugar”.

El central entiende que así “está hecha la plantilla y es lo que hay”, lanzando seguramente de forma involuntaria un dardo hacia la dirección deportiva. “He demostrado que puedo jugar muchos partidos, he tenido suerte con las lesiones, pero si el entrenador entiende que tengo que jugar todos los partidos porque no hay recambios, pues lo haré”, se comprometió antes de dirigirse a sus críticos con dureza dejando el titular recogido por todos los medios.

SOSTENIENDO EL ‘INVENTO’

Que a Piqué le fiscaliza una legión de críticos es tan cierto como que el ejército formado por quienes le defienden es mucho mayor, pero sentirse atacado duele y es humano que así sea. En cierta manera, el canterano tiene razón, por lo menos en lo estrictamente deportivo: ha cometido errores graves y él mismo reconoce no estar en al cien por cien, aunque está mejor de lo que parece y, sobre todo, infinitamente mejor de lo que estaba cuando, en el verano de 2014, se propuso “volver a ser el mejor central del mundo”. Objetivo que, como suele hacer cuando se propone algo, cumplió ganando su segundo triplete durante el primer año de Luis Enrique en el banquillo. Mientras el tridente las enchufaba una detrás de otra, él cerraba la puerta atrás. Tito Vilanova no lo pudo resumir mejor hablando sobre los mejores años del Barça en su historia: “Sin Piqué se nos caía el invento”. Algo parecido debe pensar Ernesto Valverde porque Gerard es el único jugador de campo que lo ha jugado todo, absolutamente todo.

NADIE JUEGA MÁS

Parte de la culpa debe tenerla el hecho de ser el único central diestro de la plantilla, pero solo así no puede explicarse que el ‘3’ del Barça sea el futbolista más exprimido de los grandes clubs de Europa, honor que comparte con el polivalente Joshua Kimmich, del Bayern de Múnich, que, eso sí, supera al blaugrana gracias a su presencia en la selección alemana. Para tal afirmación no se ha tenido en cuenta la posición de portero, que por su especificidad suele ir acompañada de una mayor acumulación de minutos.

Sin contar a Ter Stegen, que ha jugado lo mismo que Piqué, o a Oblak, que lidera el ránking con 1.020 minutos gracias a la prórroga disputada ante el Real Madrid en la Supercopa de Europa, el central del Barça es el jugador de campo más exprimido de entre los cuatro equipos de LaLiga que juegan la Champions y, también, de los que se consideran grandes de Europa. La razón no es solo la falta de sustituto con perfil de central diestro porque son varios los equipos que defienden con dos centrales cuya pierna buena es la misma (el propio Piqué ya brilló junto al diestro Puyol). Valverde está exprimiendo a Gerard porque, en definitiva, es el mejor hombre en su posición. Con mucha diferencia.