Ayer el FC Barcelona no lo tuvo nada fácil para conseguir sacar un buen resultado ante el Nápoles en San Paolo en el partido de ida de octavos de final de la Champions League. Al final, con un gol de Antoine Griezmann, logró un valioso empate para poder encarrilar el pase a cuartos. No obstante, en la vuelta del Camp Nou los azulgrana estarán de lo más atentos y lo jugadores ya advirtieron que no saldrán a especular.

Otra complicación a la que se enfrentará el Barça en el partido de vuelta son los apercibidos de sanción. Además de Semedo, que ya jugó ayer con el riesgo de ser sancionado, Leo Messi y el propio Griezmann están a una sola tarjeta amarilla de perderse la ida de cuartos de final, si es que los azulgrana pasan de ronda.

Los dos delanteros vieron la segunda amarilla en lo que va de Champions. Messi la vio tras tirarse al suelo a por un balón dividido e impactar contra Ospina, el portero del equipo italiano. En cambio, Griezmann impidió que el Nápoles saliera como un disparo al contrataque agarrando a un rival de la camiseta en los instantes finales del partido. En el caso hipotético de que los dos vieran tarjeta el único delantero de la plantilla disponible sería Ansu Fati ya que Braithwaite no está inscrito en la máxima competición europea.

Los que seguro que se pierden el partido de vuelta de estos octavos de final son Sergio Busquets y Arturo Vidal. El pívot catalán recibió su tercera tarjeta amarilla en lo que va de Champions tras levantar el pie con la plancha por delante e impactar en la pierna de Mertens. Por su lado, el chileno fue expulsado tras la realizar una dura entrada y encararse después con Mário Rui. Por lo tanto ambos jugadores se unen a la larga lista de bajas con las que debe lidiar Setién en este tramo decisivo de la temporada.

Sezione: Primer equipo / Data: Jue 27 Febrero 2020 a las 11:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print