Messi no lo quiere

13.09.2018 14:30 de Stefano Bentivogli  artículo leído 988 veces
Fuente: Diariogol
© foto de J.M.Colomo
Messi no lo quiere

Desafortunado. Thomas Vermaelen no ha tenido suerte en el FC Barcelona. El belga solo ha participado en 52 partidos de los más de 200 que ha disputado el equipo culé desde que aterrizó en la capital catalana en el 2014.

El primer año del defensa en el Barça, la temporada 14-15, estuvo marcado por las lesiones. Un partido es lo que sumó en su haber. El segundo año del zaguero, el curso 15-16, las cosas fueron algo mejor. Vermaelen jugó 20 partidos en los que anotó el único gol que ha marcado con la elástica culé.

Pero su tercera temporada dio otro paso atrás. 12 partidos completó Thomas en la campaña 16-17. En la pasada volvió a entrar más en juego, sumando 20 participaciones, pero tampoco logró afianzarse en la retaguardia azulgrana.

Thomas Vermaelen pierde lo poco que ganó

Todo ello sumado a la llegada de Clement Lenglet llevó al futbolista a valorar seriamente su salida este verano. El futbolista tiene contrato hasta el 2019 con un año opcional y lo mejor para el jugador era no ‘perder’ otro año en can Barça.

Sin embargo, antes de terminar el pasado curso, Robert Fernández y compañía, la anterior secretaría técnica, le pidió que se quedara bajo la promesa que revisarían su contrato y ejecutarían la cláusula que aumentaría su estancia en el Camp Nou. Un movimiento que pidió el propio Ernesto Valverde, cuando aún no se había concretado el fichaje de Lenglet. Así, Vermaelen tendría otro año por delante para tener oportunidades y ganarse el interés de algún otro equipo.

Abidal y compañía ponen a Vermaelen en la calle

Pero la llegada de Eric Abidal y su equipo a la secretaría técnica lo han cambiado todo. El grupo ejecutivo del francés  no tiene intención ninguna de ampliar  un año más el contrato de Vermaelen, lo que deja al jugador en un panorama complicado. “Estás en la calle”, avisan al jugador, que no tiene ni el apoyo de los pesos pesados del vestuario liderados por Leo Messi, que ven su figura como algo innecesario en la plantilla.

Teniendo en cuenta que el club no sacará un duro de su traspaso si se va el próximo verano, se hace difícil pensar que Valverde y compañía, que ya tienen a su tercer central en Lenglet, le darán minutos, lo que dificultará a Thomasencontrar un destino a la altura el próximo verano.

El propio jugador reconocía recientemente para el diario Het Laatste Nieuwsque se había “equivocado” con su decisión. “En verano pensé que sería positivo quedarme en el Barcelona, pero después de ver cuál es mi situación allí he visto que no es así”, reveló el futbolista, que ya trabaja en buscar una salida este mismo invierno. Es lo mejor que puede hacer.