Quique Setién, entrenador del FC Barcelona, tenía a los dos centrales zurdos apercibidos con cuatro amarillas: Clement Lenglet y Samuel Umtiti. Debía apostar por uno de ellos para jugar junto a Gerard Piqué, corriendo el riesgo de que vieran una amarilla y no pudieran jugar el Clásico del Santiago Bernabéu. El técnico blaugrana apostó por Lenglet como pareja de Piqué, dejando a ‘Big Sam’ en el banquillo.

El partido estaba cerrado gracias a un hat-trick de Messi en cuarenta minutos y Quique Setién empezó a mover el banquillo durante el segundo tiempo. El entrenador cántabro hizo calentar a Umtiti justo después del descanso.

Pasaban los minutos, De Jong ya había entrado por Sergio Busquets y Lenglet ya había hecho dos faltas comprometidas. Así que desde el banquillo azulgrana se llamó a Umtiti, para que se preparara para saltar al terreno de juego. Cuando todos esperaban que Setién lo cambiara por su compatriota, el entrenador del Barça sorprendió sacando del campo a Gerard Piqué del terreno de juego en el minuto 68’.

Más de 20 minutos de riesgo

Durante más de 20 minutos el Barça corrió el riesgo de quedarse sin central zurdo para el Santiago Bernabéu. Se especuló con unas posibles molestias de Gerard Piqué, que jugó la segunda parte dosificándose, sin demasiado trabajo. Aunque una vez el central catalán llegó al banquillo, ningún fisioterapeuta le atendió.

Tras su entrada al terreno de juego, Umtiti incluso marcó un tanto. Eso sí, el gol del defensor francés fue anulado por fuera de juego claro. Samuel más avanzado de lo que le tocaba.

Sezione: Primer equipo / Data: Dom 23 Febrero 2020 a las 10:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print