Los cinco clavos del martirio de Yerry Mina en el Levante-Barça.

15.05.2018 10:00 de Giusi Zaffiro Twitter:   artículo leído 182 veces
Fuente: Sport.es
Los cinco clavos del martirio de Yerry Mina en el Levante-Barça.

Si alguien ha salido marcado del surrealista Levante-Barça (5-4) que frenó en seco al FC Barcelona en la Liga 2017/18 y en su récord, ese es Yerry Mina. El colombiano no fue el culpable de la desidia generalizada del equipo en algunas fases del encuentro, pero sí personificó algunos de los errores de bulto en una posición tan delicada como la de central en el arriesgado sistema blaugrana.

Como admitió Sergio Busquets, la derrota del Barça la forjaron todos los jugadores de Ernesto Valverde que, ya fuera por cansancio físico, bajón psicológico tras el clásico o una imprudente minusvaloración del Levante tuvieron fases de auténtica desidia frente a un rival siempre conectado.

Sin embargo, al repasar las jugadas de los goles del Levante, resulta inevitable darse cuenta de que Yerry Mina se quedó sin capacidad de reacción ni recursos tácticos para taponar la inmensa vía de agua que abrieron Lukic, Bardhi y sobre todo Morales en un eje defensivo blaugrana inusualmente blando.

SIN PIQUÉ Y UMTITI

Al margen del descanso de Leo Messi, Valverde no pudo contar con el lesionado Samuel Umtiti e inicialmente dio un respiro al castigado Gerard Piqué. Rakitic y Busquets, fundamentales en la presión y en el entramado defensivo blaugrana, no carburaron.

Así, en manos -o a pies- de un Thomas Vermaelen, siempre al borde de la lesión (en el Ciutat de València volvió a caer) y un Yerry Mina que todavía no se ha adaptado al ritmo de juego europeo, el descalabro fue de época.

En el caso de Yerry Mina, ya fuera por la presión psicológica, por su falta de ritmo competitivo, por sus dificultades para girarse rápido en espacios reducidos o para medirse en un sprint con los delanteros... el colombiano vivió un auténtico calvario sufriendo a Boateng, Bardhi o Morales.

EN LOS CINCO CLAVOS

Yerry Mina no fue el único responsable de la goleada y varios de sus compañeros también quedaron retratados en más de una jugada. Pero por desgracia para el colombiano, él salió en todas las fotos de los cinco goles, como se ve en el resumen del partido.

En el 1-0 (9'), obra de Boateng, acompañó a Morales desde el balcón del área hasta la línea de fondo sin poder encimarlo en ningún momento,  abandonando el eje central y dificultando que Semedo pudiera ayudarle en la cobertura.

En el 2-0 (31'), estando el Barça en inferioridad numérica (lesionado Vermaelen, Piqué aún en la banda), se quedó clavado cuando Boateng se coló para ap'rovechar el pase filtrado de Lukic entre el colombiano, Rakitic y Busquets.

En el 3-1 (46'), el primero de Bardhi, Yerry salió a presionar a la banda izquierda, en el centro del campo, abandonando el eje central. Una temeridad teniendo en cuenta que Mina es un jugador de tranco largo pero no especialmente rápido. Lógicamente, regresó tarde al área propia y sin poder recuperar la posición.

En el 4-1 (49'), siendo el último defensor pues Piqué estaba adelantado y emedo superado en su banda, Yerry perdió la referencia de Boateng, en el círculo central y a la espalda del colombiano, cuando Luna rompió el lateral derecho de la defensa, A medio camino, sin capacidad de anticiparse ni velocidad para encimar al levantinista, perdió la carrera con Boateng que volvió a marcar.

Y en el 5-1 (56'), se atrevió a salir a la media luna del área para intentar frenar a Roger pero se llevó un 'caño' que resultó una asistencia letal para Baedhi, nuevamente solo dispuesto a machacar a Ter Stegen.