Los 300 millones del Barça que ponen en aprietos a Messi, Suárez y Piqué

17.05.2019 14:00 de Stefano Bentivogli   Vedi letture
Fuente: Don Balon
Los 300 millones del Barça que ponen en aprietos a Messi, Suárez y Piqué

El Barça debe recaudar, como sea, 300 millones de euros este verano, para financiar los fichajes de Frenkie de Jong, Matthijs de Ligt y Antoine Griezmann sin poner en peligro la estabilidad financiera del club.

Porque, además de los dos holandeses y la estrella del Atlético de Madrid, también se contemplan cuatro llegadas más: un lateral derecho de primer nivel, un lateral zurdo suplente de Jordi Alba, un portero que pueda ser el recambio de Cillessen si se acaba marchando, como todo hace indicar, y un delantero suplente para Luis Suárez.

Las arcas azulgranas están al límite y corren el serio riesgo de desbordarse.Porque, a parte de los costosos fichajes ya mencionados, hay que sumar el elevado salario de Messi, la millonaria renovación de Alba, la de Valverde…

Si de verdad quieren traer a de Ligt y Griezmann, cuyos fichajes costarán 200 millones en total, necesitan recaudar, al menos, unos 300 ‘kilos’ entre patrocinios, ventas y demás.

El primero en la lista de transferibles es, lógicamente, Philippe Coutinho, que saldría del Barça aunque no hiciera falta recaudar dinero. Recuperar los 160 millones que pagaron por él hace poco más de un año es misión imposible, si bien si que esperan conseguir, al menos 120.

El otro nombre propio es Samuel Umtiti. Ha perdido su lugar en el once en detrimento de Clément Lenglet y las lesiones le están impidiendo tener continuidad. Si llega una propuesta de entre 60 y 80 ‘kilos’, se estudiará detenidamente. Su fuga, además, dejaría más espacio para de Ligt.

La lista sigue con Ivan Rakitic. El fichaje de Frenkie de Jong le empuja a salir y tiene el interés de grandes clubes como PSG, Juventus de Turín e Inter de Milán. Está tasado en 60 millones.

Por últimos, dos salidas cantadas. La primera la de Jasper Cillessen, cansado de vivir a la sombra de ter Stegen, quiere marcharse a un club donde le garanticen la titularidad. Puede dejar 30 ‘kilos’ con su salida. Algo más, 40, dejaría Malcom, que no ha tenido apenas oportunidades con Valverde, a pesar de que no ha dejado mal sabor de boca cuando ha estado en el campo.

Todo en mente.