Lo que debería fichar el Barça

15.05.2018 19:30 de Giusi Zaffiro Twitter:   artículo leído 467 veces
Fuente: Mundo Deportivo
Lo que debería fichar el Barça

Yerry Mina no es el único culpable del mal partido defensivo jugado por el Barça en el campo del Levante. Pero su actuación ha abierto un debate: ¿Es necesario fichar a un central? Las últimas y sorprendentes peticiones de Busquets de cobrar más dinero, tras haber renovado hace un año y medio, ponen también en evidencia la necesidad de buscar un sustituto al mediocentro que tiene siempre las puertas abiertas del City de Guardiola. El club de Manchester no persigue a los jugadores del FC Barcelona, pero les dice: “Si algún día te quieres marchar, nosotros te queremos”, que es una forma sutil de subirle la ficha y tener al futbolista a su favor.

Con el debate abierto es evidente que el Barça debe fichar a un central. Vermaelen tiene 32 años y cierta propensión a las lesiones. Es muy bueno, de la escuela holandesa y siempre ha cumplido cuando ha jugado vistiendo la camiseta blaugrana, pero no es una apuesta de continuidad. Hay que cubrir ese puesto. No siempre es necesario fichar en el mercado. Primero hay que mirar en la cantera y si hay un central joven con garantías o proyección de futuro, subirlo al primer equipo. Lo mismo debe hacerse en el puesto de mediocentro. Si Oriol Busquets o Cristian Rivera (cedido por el Eibar) son aptos para subir, es una buena oportunidad contar con ellos para formar al sustituto de Busi (29 años). Si no, hay que ir al mercado.

También se puede apostar por Sergi Roberto en ese puesto, pero entonces hay que asegurar la presencia de un buen lateral derecho, de la cantera o del mercado (Odriozola). La confección de la plantilla próxima no pasa sólo por la posible incorporación de Griezmann y del brasileño Arthur, que vendría en enero. Primero hay que saber a quién se quiere vender, luego vender y, además, hacerlo a un buen precio. Esa es la mejor operación para conformar una plantilla competitiva.

Yerry Mina seguro que necesita tiempo, pero no fue el único culpable, ya que ni los laterales funcionaron a su nivel, ni el otro central que lo acompañaba ni los del mediocampo, desajustados en la presión. Pero plantea dudas. Es joven (23 años), alto (1,95) y costó bien de precio, unos 11 millones de euros. Los técnicos del Barça deben saber rápido si cuentan con él y le dan el plazo suficiente, lo ceden o buscan un sustituto. Pero el mercado no espera, hay que adelantarse. Para eso hay que decidir si puede ser jugador para el Barça. También hay que tomar decisiones respecto a los futbolistas de la cantera. Tal vez es el momento apropiado para dar más oportunidades a los chavales que salen de abajo.