La MSG empieza a meter miedo

08.12.2019 20:00 de Stefano Bentivogli   Ver lecturas
Fuente: Marca
La MSG empieza a meter miedo

Leo Messi, Luis Suárez y Antoine Griezmann afinan su química partido tras partido. Todos los componentes del tridente de lujo de Ernesto Valverde marcaron contra el Mallorca en el Camp Nou. Primero fue el francés, que rompía su racha en LaLiga desde octubre, después apareció el nuevo Balón de Oro, que acabó con un hat-trick, y, finalmente, el uruguayo con un taconazo para enmarcar.

Que la MSG está más rodada que nunca es un hecho. La primera vez que los tres delanteros vieron puerta en el mismo partido fue contra el Eibar, en Ipurua en la novena jornada de LaLiga. Después le tocó sufrir sus argumentos al Borussia Dortmund, en Champions, y, finalmente, fue el Mallorca el que fue engullido por la avalancha.

Los monstruos de LaLiga

LaLiga conoce a la perfección el poderío de estos tres gigantes. Entre los tres jugadores acumulan 25 goles de los 41 que atesora el Barcelona a estas alturas de la competición. La conexión entre Luis Suárez y Leo Messi ya estaba muy consolidada. Griezmann es la última pieza en llegar al once azulgrana y su adaptación avanza a marchas forzadas. El francés, que costó 120 millones de euros este verano, mejora su relación en el césped con el resto.

Además de brillar en el verde, el tridente de Ernesto Valverde intenta mejorar su química fuera del terreno. Las cenas entre los tres protagonistas son habituales. La maquinaria se va puliendo y el rendimiento de los tres cracks juntos va a más. Al margen de ver puerta de forma aislada, la conexión a nivel de asistencias entre la MSG también va a más.

Griezmann, ovacionado en el cambio, ha pasado de ser el supuesto tercero en discordia de un triángulo incómodo a ser una pieza clave del ataque catalán. A medida que su olfato de gol mejora, el debate sobre su llegada se difumina. El hipotético fichaje de Neymar es una cuestión recurrente en Can Barça, pero por ahora el galo la ha silenciado.

El delantero destacó la conexión entre la MSG. "Estamos aquí para entendernos y cada partido es mejor. Además, era un noche especial para Messi por el sexto Balón de Oro, algo increíble, y queríamos hacer algo bonito para él", comentó. El ataque del Barcelona atraviesa un momento idílico. Una pesadilla para los rivales. El tridente culé ya mete miedo.