La llamada que Messi obligó hacer al Barça: “No lo queremos”

 de Stefano Bentivogli  artículo leído 943 veces
Fuente: Diariogol
© foto de Daniele Buffa/Image Sport
La llamada que Messi obligó hacer al Barça: “No lo queremos”

El verano del FC Barcelona fue muy agitado en el mercado. Su intención inicial de revolucionar su plantilla con incorporaciones de primer nivel se vio muy trastocada con la marcha de Neymar y, además, hubo demasiadas voces interviniendo en la toma de decisiones.

Con la llegada de Ernesto Valverde  llegó también una lista de peticiones del nuevo técnico para amoldar la plantilla a las necesidades que el consideraba necesarias cubrir antes de comenzar la Liga.

Una de sus exigencias más persistentes fue incorporar a un central. Con Gerard Piqué más preocupado de sus múltiples frentes abiertos fuera del campo, Samuel Umtiti se erigía como único central de total fiabilidad para Valverde.

La caída de un jugador clave

Marlon y Vermaelen no fueron nunca opciones para el Txingurri, que tampoco pretendía contar con Javier Mascherano. El Jefecito ha sufrido un claro bajón en su rendimiento y el entrenador extremeño dejó claro que sólo contaría con él en casos de extrema urgencia.

Su posición ha quedado clara con los seis partidos consecutivos en que decidió no dar la oportunidad a Mascheramo, y por esa razón insistió tanto en la contratación de un zaguero.

Para atender a su petición, la dirección deportiva culé contactó y prácticamente cerró las negociaciones por Iñigo Martínez. El zaguero txuri-urdin está en el punto idóneo de su madurez futbolística y llevaba tiempo tanto en la agenda del Barça como de Valverde.

El veto de Messi

Cuando todo estaba a punto para cerrar la operación, intervino el genio ineludible, Leo Messi. El diez azulgrana no quería que su compatriota perdiera protagonismo y vetó el traspaso del central defensor vasco.

Mascherano sigue teniendo un papel relevante en la selección argentina y Messi no quiso que su club le sumara competencia. Sabe que el  seleccionador Jorge Samapoli está dispuesto a darle minutos si mantiene su nivel competitivo y la necesidad obligará a Valverde a alinearlo.

Al saber que Iñigo Martínez estaba a punto de recalar en el Camp Nou, Messimovió sus hilos para paralizar la compra. Josep María Bartomeu, que había mantenido contacto personal con el presidente donostiarra Jokin Aperribay, tuvo que dar marcha atrás en sus intenciones y avisar a su homólogo: “No lo queremos”. Iñigo Martínez fue descartado por Messi.