La goleada del Levante pone en entredicho el eje central

 de Giusi Zaffiro Twitter:   artículo leído 102 veces
Fuente: Mundo Deportivo
La goleada del Levante pone en entredicho el eje central

La posición de defensa central era una de las que no entraba en los planes de refuerzo de cara al próximo mercado estival de fichajes pero el partido del FC Barcelona en Valencia contra el Levante podría ser el inicio de un cambio de planes repentino. La secretaría técnica del conjunto azulgrana tenía en mente afrontar el curso que viene con los cuatro centrales que actualmente tiene Ernesto Valverde en plantilla. A la pareja titular indiscutible formada por Gerard Piqué y Samuel Umitit les complementan Thomas Vermaelen y Yerry Mina como alternativas, pero la ausencia de los dos dueños de la zaga en el Ciutat de Valencia y el resultado visto sobre el césped ha reabierto un debate en el seno azulgrana sobre si se debe reforzar la posición.

A Vermaelen le lastra el físico

Por motivos distintos, Vermaelen y Yerry Mina podrían no ser ese suplente de garantías que requiere un equipo de primer nivel como el Barça. En el caso del belga, sufrió la cuarta lesión muscular de la temporada en el duelo contra el Levante. En el plano deportivo ha rendido con solvencia y ha acreditado sus capacidades como central, algo que agrada a los técnicos y a Valverde, pero sus problemas físicos constantes le convierten en una incógnita.

Mina no convence

Otro caso es el de Yerry Mina. Llegado en invierno de Brasil y tras unos meses de adaptación, el central mostró varias carencias en el duelo contra los granota y sufrió en exceso para detener, sin éxito, a los atacantes rivales. Como muestra, el primer gol local en el que Morales se paseó como quiso por el área perseguido sin éxito por Mina y acabó asistiendo a Boateng para marcar el primer gol. El colombiano tiene el ‘handicap’ añadido de que no es un fichaje solicitado por el entrenador, por lo que sus posibilidades de contar con confianza y continuidad son todavía más escasas. Si bien es pronto para descartarlo como central de futuro para el Barça, lo que sí ha cambiado es que los técnicos piensan ahora en curarse en salud y están abiertos a incorporar un jugador con mayor experiencia y garantías que esté ahí por si los dos titulares no pueden jugar.

A todo ello hay que sumarle que de los dos fijos, Piqué tiene 31 años y Umtiti sigue pendiente de renovar. El caso del canterano no preocupa porque su adiós a la selección este verano le permitirá dosificarse más y potenciar el físico, pero el francés y el club están en un tira y afloja para cerrar la renovación. El Barça quiere acelerar en el proceso antes de que Samuel se vaya con Francia al Mundial pero el descalabro defensivo ante el Levante le ha valido al jugador para ganar argumentos a la hora de exigir la suma de dinero pretendida.

Por el momento no hay nada decidido pero la novedad es que a diferencia de hace unas semanas, ahora ya hay una carpeta llamada ‘central’ sobre la mesa de la secretaría técnica.