La decisión de Ernesto Valverde que monta un lío descomunal en el vestuario del Barça

 de Stefano Bentivogli  artículo leído 462 veces
Fuente: Don Balon
© foto de Daniele Buffa/Image Sport
La decisión de Ernesto Valverde que monta un lío descomunal en el vestuario del Barça

Ernesto Valverde ha conseguido hacerse fuerte en el Barça. En contraposción a la imagen que la directiva arrastra todavía después del errático verano vivido por la entidad, el técnico está demostrando ser capaz de sacar el máximo rendimiento a la plantilla con su modelo y forma de trabajo. Evidentemente cuenta con un grupo de futbolistas de sobrada calidad y con Leo Messi, pero también es cierto que los números que este Barça está consiguiendo en el inicio de la temporada (invicto, con pleno de victorias y sin apenas goles en contra) hacía tiempo que no se veía. Y con un fútbol razonablemente bueno.

Ahora bien: para conseguir tal cosa, el 'Txingurri' ha tomado ya algunas decisiones que darán que hablar dentro y fuera del vestuario. Una de las primeras ha sido prescindir, por ahora, de Gerard Deulofeu después de los primeros partidos del curso. El extremo fue recuperado por el club por 12 millones de Euros y existía mucha ilusión con él después de su explosión en el AC Milan, pero unas cuantas malas actuaciones han hecho que Valverde haya perdido confianza en él. Y otra decisión vuelve a abrir un problema recurrente dentro de la plantilla con el lateral derecho.

Valverde ha empezado a adelantar la posición de Aleix Vidal al interior, abandonando su condición de lateral derecho, que fue por lo que le fichó el Barcelona. Junto con la reubicación de Sergi Roberto, también de lateral a centrocampista, que por otro lado es su sitio natural (también era el de Aleix en el Almería y en sus primeros tiempos en Sevilla) Nelson Semedo se queda como único futbolista natural para cubrir esa posición, que hasta ahora se venía alternando con Vidal.

La decisión hace que el Barcelona tenga que seguir preocupado por el costado diestro de su línea defensiva, básicamente por falta de efectivos o de recambios. Semedo está gustando, pero se necesitaría algo más. Y por otro lado, repoblar el medio campo con Roberto y Vidal supone que hay todavía más competencia para algunos de los jugadores que cuentan poco para el entrenador, como André Gomes, Arda, el mencionado Deulofeu o Paco Alcácer. Valverde va abriendo brecha entre los que cuentan y los que no. Y esa es su siguiente asignatura a afrontar.