Griezmann y la presión perdida

14.05.2019 11:45 de Giusi Zaffiro Twitter:    Vedi letture
Fuente: Mundo Deportivo
© foto de Matteo Gribaudi/Image Sport
Griezmann y la presión perdida

En una entrevista de MD a Pep Segura de octubre de 2018, uno de los titulares era clarificador: “El modelo del Barça es presión, posesión y posición”. Con esa sentencia, el ejecutivo jefe del fútbol culé insistía en el compromiso con la fórmula que llevó al Barça a tocar el cielo. Con Valverde, primero desde el 4-4-2 y después con el 4-3-3, se mantiene la idea de mandar en el juego mediante la posesión del balón y el juego de posición basado en las triangulaciones, pases y velocidad en la circulación de la pelota. De hecho, la apuesta por De Jongy Arthur va en esa línea.

Pero también es evidente que la otra P, la de la presión, se ha ido perdiendo. En ese sentido también hay que inscribir el criticado interés en Griezmann después del ofrecimiento del francés. Antoine mete goles, tiene buen pie y es polivalente. Pero además es sacrificado, corre para atrás y se aplica en la presión a la salida del balón rival cuando Simeonelo pide. Y eso, en el Barça actual, no sobra. Recuperar de nuevo la presión avanzada será el primer paso para volver a reinar en Europa ante rivales cada vez más físicos y presionantes. Robar cerca del área rival con Messien punta siempre fue sinónimo de gol y debe volver a serlo.