El vestuario se mosquea con Bartomeu por el fichaje de Neymar

23.08.2019 17:00 de Stefano Bentivogli   Ver lecturas
Fuente: Marca
© foto de Daniele Buffa/Image Sport
El vestuario se mosquea con Bartomeu por el fichaje de Neymar

Can Barça empieza a impacientarse porque Neymar no llega. El PSG rechazó la oferta de cesión más opción de compra que le transmitió el club azulgrana hace unos días y de momento el asunto está parado. Mientras, el Real Madrid empieza a mover ficha. La Directiva culé espera que el brasileño haga un gesto para presionar al PSG y este acepte las condiciones propuestas por el Barcelona, pero Neymar no se va a mover en este sentido salvo que tenga muy claro que la apuesta azulgrana es la ganadora. Y esto hasta el momento no es así.

Más bien todo lo contrario. Neymar ha hablado con los pesos pesados del vestuario azulgrana y les ha dicho que la oferta que había realizado el Barcelona era de 140 millones, una cantidad que dista mucho del precio de mercado del jugador y aun más de las pretensiones del club galo que se van hasta los 250 kilos.

Y esta postura ha indignado al vestuario que, y esto ya no es ningún secreto, quiere que el brasileño regrese a Can Barça. El motivo del gran enfado del vestuario es que creen que Bartomeu no está haciendo lo suficiente para que Neymar venga al Barcelona. El presidente les había asegurado al final de la temporada anterior que haría todo lo posible para que el ex azulgrana regresara al Camp Nou. La plantilla entiende que ofrecer 140 millones no es hacer todo lo posible para que venga el jugador, consciente de las pretensiones del PSG y de que hay otros clubes, principalmente el Madrid, interesados en contratar al que fuera su compañero.

En este momento, la sensación que hay en el vestuario es que Neymar no va a venir a pesar de que el brasileño tiene al Barcelona como su primer destino. Sin embargo, el PSG prefiere venderle al Real Madrid por lo que el Barcelona tendría que hacer un esfuerzo económico para traerle este verano y eso es lo que no está haciendo Bartomeu a ojos del vestuario.

Messi es uno de los que está más decepcionado con la postura del club. Cree que el refuerzo de Neymar es vital para la próxima campaña. Y no hay que olvidar que una vez acabe el mercado, Bartomeu buscará la renovación de Leo. Este no es el mejor escenario para plantearle una ampliación del contrato que expira el 30 de junio de 2020.